¡Salud! Estos son los mejores licores del año
menu-trigger
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¡Salud! Estos son los mejores licores del año

COMPARTIR

···
menu-trigger

¡Salud! Estos son los mejores licores del año

bulletBloomberg seleccionó los mejores licores y representan un montón de botellas deliciosas, raras y pioneras.

Bloomberg /John deBary
28/12/2018
 Lo viejo ahora es novedad
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

El 2018 ha sido memorable, sin importar dónde se mire, hasta en el mundo del licor. Aunque la mariguana sigue en auge como estupefaciente predilecto y los fabricantes se dirigen hacia la cerveza de cannabis, ha habido innovaciones en casi todos los tipos de bebidas alcohólicas, desde la ginebra japonesa hasta el brandy hecho por un barman, pasando por una bebida espirituosa danesa de un equipo de Noma que desafía toda categorización.

Bloomberg seleccionó los mejores licores y representan un montón de botellas deliciosas, raras y pioneras divididas en tres categorías: los clásicos que están nuevamente disponibles en los distribuidores; los verdaderos innovadores; y lo mejor de lo mejor, más una mención honorífica que merece su propio espacio, porque, bueno, ni siquiera es alcohólica. Si está en el mercado y desea algunas botellas diferentes para 2019, vale la pena abrir cada una de estas.

Lo viejo ahora es novedad

Muchos de estos licores han estado disponibles durante años, o siglos, aunque no necesariamente en Estados Unidos. Más vale tarde que nunca.

Proviene de una receta de 1901 con 26 ingredientes botánicos, este amargo siciliano es brillante y cítrico, con toques de vainilla y ahumado, se sirve puro.

Producido a partir de uvas cultivadas en una finca establecida en 1939, a partir de viñas de 40 a 60 años de edad, este brandy sin filtrar y sin diluir tiene un gran impacto: 49.9 por ciento de alcohol por volumen. Pero una vez que te abres paso a través del calor, percibes notas profundas y lujosas de café, tabaco y especias para hornear. Un bebida para tomar lentamente en las largas noches de invierno.

Hecho a mano y destilado a partir de una sola variedad de caña de azúcar, Clarin se distingue significativamente de los rones que podrías conocer: es herbáceo, complejo y algo salado. Hecho cerca de las playas del sudoeste de Haití, Clarín podría sustituir el ron blanco estándar en bebidas como el daiquiri o el mojito.

La raicilla ha sido producida en México por más de 400 años, pero esta bebida no tenía mucha visibilidad internacional antes de que el tequila despegara. Se hace en Jalisco donde se asa la piña de agave Maximiliana, de manera similar al mezcal (el tequila se cuece al vapor), pero la destilación resultante sigue siendo muy floral y frutal.

El whisky irlandés usualmente se elabora principalmente a partir de cebada, pero Kilbeggan desempolvó una receta de la década de 1890 que incluye 30 por ciento de grano de centeno. Se bebe puro y tiene notas acogedoras de sidra de manzana caliente, este whisky sería magnífico para tragos de invierno como el Manhattan o boulevardier.

Placeholder block
Bloomberg

Renegados e innovadores

Estos productos pioneros recibieron muchas miradas este año.

Stephen DeAngelo ha estado haciendo una maravillosa ginebra en su destilería en el vecindario Greenpoint de Brooklyn durante años. Ha ido un paso más allá y nos ha dado la bebida completa en una lata pequeña y elegante, con notas de jengibre y manzanilla. Es superior porque tanto la ginebra como la tónica están carbonatadas, la bebida es perfecta para los días calurosos de verano.

La destilería incipiente Neversink Spirits, a una hora en auto al norte de la ciudad de Nueva York, ha estado haciendo un delicioso brandy de manzana y pera durante unos años, y en 2018 realizó su primera incursión en el whisky. Se destila una masa de maíz, trigo de invierno y cebada fermentada, luego se envejece durante dos años en roble americano antes de terminar en barriles de brandy de manzana. Es un desvío atractivo para aquellos que buscan mezclas con un whisky que no sea de Kentucky.

Esta es salvaje. Helena llega a nosotros por una colaboración entre el destilador danés Empirical Spirits, cofundado por los exalumnos de Noma, Lars Williams y Mark Emil Hermansen, y Sam Anderson, el director de vinos y bebidas de Contra, Wildair y Una Pizza Napoletana en Manhattan. Se fabrica a partir de tres variedades distintas de cebada fermentadas con un hongo koji y destiladas al vacío a baja temperatura. Su complejidad dificulta mezclarlo para cócteles, se puede servir puro o en las rocas.

Esta bebida surgió en 2017 y ha conseguido poca atención en EE.UU., pero es legítimamente excelente. Está hecha de suero de leche, un subproducto de la producción de queso. Black Cow es exuberante y cremosa, atenta a la reducción de desechos y la sostenibilidad. También es muy versátil, con suficiente carácter para mezclar en una bebida sin abrumar.

Producido en la ciudad adyacente a Cognac, Pons, Francia, este brandy no puede técnicamente llamarse coñac debido a su base de Chardonnay (las leyes del coñac solo permiten el uso de ciertas uvas). Pero no te desanimes, esta bebida floral y liviana pasa su tiempo envejeciendo en barricas de roble francés y americano en las orillas del océano Atlántico. Es una opción rápida y brillante para aquellos que buscan romper con la tradición.

Placeholder block
Bloomberg

Lo mejor de lo mejor

Esto es simplemente bueno. Tan sencillo como eso.

Soñado por Jeff Bell, el gerente general de PDT y Thomas Pastuszak de the NoMad, este brandy de California está hecho a medida para cócteles. Complejo y lleno de aromas frutales y florales cocidos, Bertoux se adapta perfectamente a todo. Es lo suficientemente accesible como para ser el principal mezclador de la barra casera, pero lo suficientemente sabroso como para beber puro. Hace maravillas con los cócteles clásicos de brandy, como el Sidecar y el Vieux Carre, entre otros.

Mount Gay solo sacó unas 6 mil botellas de este ron único, madurado entre 8 y 15 años, antes de terminar durante seis meses en barriles previamente reservados para el whisky escocés. Es posible que esta combinación no suene increíble, pero es excelente, con una rica dulzura que se arrastra hacia una larga sensación ahumada. Vale la pena el costo (alrededor de 250 dólares) y el esfuerzo, si logras encontrarlo.

Si Japón pudo hacer ingeniería inversa sobre el whisky escocés (y algunos podrían argumentar que lo mejoró), no hay razón para pensar que los destiladores allí no podrían hacerlo con la ginebra. Y lo hicieron. Esta brillante y sabrosa ginebra agrega seis (roku significa "seis" en japonés) extractos botánicos tradicionales (yuzu, sansho pepper, dos tipos de té verde, flor de cerezo y hojas de cerezo) a una base clásica de enebro, cáscara de limón y cilantro. Es útil en una amplia variedad de aplicaciones y podría competir con la ginebra seca de Londres.

Inspirado en un trabajo aislado para el bar Spaniard de Nueva York, este whisky es el primer lanzamiento permanente del productor que sacude a la industria en cuatro años. La mezcla es un híbrido de whisky escocés envejecido tanto en barriles de jerez como en barriles de vino tinto español. Contiene muchas bayas, cítricos, especias para hornear y taninos ligeros de los barriles de vino. Es la navidad encarnada.

Este mezcal ha acumulado premios durante todo el año, y por una buena razón: está hecho de agave Jabalí al 100 por ciento, que es conocido por su difícil destilación. Es extremadamente complejo, su aroma es frutal y las notas herbáceas amaderadas se sienten en el paladar. Yo no haría nada más aparte de servirlo puro en un vaso y beberlo.

Placeholder block
Bloomberg

Mención honorable para la bebida no espirituosa

La bebida no espirituosa con esencias botánicas mezcla tres variedades de naranja, más limón, jengibre y citronela para ofrecer algo un tanto más brillante y picante que las variantes anteriores. Es mejor en las rocas con un chorrito de soda y se puede usar en cócteles más complejos junto con ingredientes que potencian el perfil cítrico de Grove.