PYME

¿Te conviene poner una tienda en línea?

Ya sea que tienes un local físico y quieres extenderte a internet o que quieres empezar desde cero en línea, el éxito de tu emprendimiento depende del análisis previo de algunos factores, explica Karla Covarrubias, consultora especialista en e-commerce.
Sandra Hernández
13 febrero 2017 15:27 Última actualización 13 febrero 2017 15:41
Para mayor seguridad al momento de comprar en línea no debes compartir datos privados o datos bancarios como tu nip de seguridad.

La tienda en línea debe surgir de un plan de negocios similar al de un emprendimiento físico. (Foto: Shutterstock)

CIUDAD DE MÉXICO.- Nadie pone en duda que el crecimiento del comercio electrónico tanto a nivel mundial como en México representa una atractiva oportunidad para las pequeñas y medianas empresas, pero entrar a este sector es una decisión que debe analizarse.

Una de las maneras más sencillas de asegurar el fracaso de un negocio es arrancar sin un plan de negocio y una tienda en línea no es la excepción, sin importar si ya vendes en un local físico.

“Las implicaciones de una tienda en línea son las mismas que las de un negocio físico”, subrayó Karla Covarrubias, especialista de eCommerce Advisors Bureau (Ecab), una consultoría especializada en la creación de estrategias para el comercio en línea y en la capacitación de emprendedores.


“El éxito de una tienda en línea, como cualquier negocio, tiene que ver con la planeación”, detalló.

Producto
En primera instancia debes investigar si el producto o servicio que ofreces tiene demanda en tu mercado. Además debes analizar cuál será tu nicho y quiénes son tus competidores, para así poder diferenciarte de las miles de opciones que ya existen en internet, entre las que se incluyen gigantes como Amazon, que llevan la delantera en cuanto a costos y logística.

Ya sea que tu producto sea muy exclusivo o tu nivel de servicio sea el mejor del mercado, debes buscar esa característica que te hará destacar. Incluso si tus productos son similares, puedes brillar ofreciendo a tus clientes información relacionada de manera atractiva y fácil de entender.

Clientela
Estudia también cuál es tu público objetivo. No supongas que atenderás a los mismos clientes que en una tienda física, pues el universo de posibles compradores es muy amplio en internet y debes saber a quién buscas enamorar para dirigir tus estrategias correctamente.

Gastos fijos
“Así como la renta de un local, la tienda en línea también tiene sus costos fijos”, explicó Covarrubias. Tu renta básica en internet comprende el registro de tu dominio en internet y el servicio de hosting.

Desarrollo de la tienda
Ya sea que te acerques a una agencia para que desarrolle toda tu tienda o tengas a alguien dentro de tu empresa que lo haga, debes tomar en cuenta las comisiones que te cobran las plataformas de comercio electrónico, que pueden ser un porcentaje de tus ventas y un pago mensual fijo.

Además, debes tomar en cuenta el costo de tomar las imágenes de tus productos, que deben ser lo más claras y atractivas posibles, pues junto con los textos que emplees para describir tus artículos, son la única forma de que el cliente conozca tu producto.

Agregadores financieros
El procesamiento de los pagos en tu tienda en línea es otro de los costos a calcular y, al elegir el servicio, debes poner atención en las comisiones que te cobran y si además de cobros con tarjeta, te ofrecen recibir pagos en tiendas de conveniencia o depósitos bancarios. El agregador financiero debe estar registrado ante el Banco de México y debe estar supervisado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Atención al cliente
Las fallas en la atención a los clientes son las principales razones por las que una tienda, en línea o física, fracasa, por lo que debes designar a las personas que se harán cargo de esta actividad.

Ten en cuenta que tus compradores esperan respuestas rápidas, especialmente en redes sociales.

Si tienes un “happy problem” como que tu demanda por tus productos sobrepasa a lo planeado y le ofreces una mala experiencia al cliente, por falta de respuestas o de atención, puedes llevar al fracaso todo tu esfuerzo, explicó la especialista de Ecab.

Logística
Ten en cuenta el espacio de almacenamiento que requerirás y el personal necesario para procesar y empacar las órdenes que recibas. También debes analizar el costo de las diferentes empresas de envío y a qué lugares llegan, para verificar que coincidan con tu mercado objetivo.

“El éxito de una tienda online está tras bambalinas”, consideró Covarrubias, pues aunque el sitio esté bien hecho, si la experiencia que das al cliente no es buena, no regresará.

Rentabilidad
Ya que tienes el análisis de tu mercado y tus gastos, es posible identificar si tu emprendimiento será rentable y en cuánto tiempo.

Si los gastos que resultan en tu plan de negocio son incosteables actualmente, lo mejor es buscar capitalizarte antes de empezar, ya sea destinando parte de tus ingresos al ahorro antes de emprender.

Otra opción es buscar financiamiento a través de crédito, pero siempre debes tener en cuenta tu capacidad real de pago.