Opinión

Ocho sugerencias para
después del
'viernes negro'

1
 

 

Bolsa

Primera.– Evite creerle a cualquier analista, economista, pronosticador, gurú, editorialista, oráculo (similares y conexos de la República Mexicana). Son inútiles sus explicaciones pontificias sobre qué es lo que hizo que los mercados globales se desplomaran. Cuando inician estas crisis de mercados –que se pueden convertir en crisis financieras y económicas–, pululan los expertos; pero nadie tendrá la respuesta exacta a la pregunta clave: ¿qué ocurrirá?

Segunda.– Mida sus riesgos. Algunas personas experimentan ansiedad por comprar dólares para su próximo viaje de shopping. “Me voy de puente del Grito a Las Vegas, ¿compro dólares ya?”, preguntan. Lo cierto es que un descalabro en los activos de la clase media mexicana ya no se materializa por una devaluación, sino por una exposición verdaderamente amplia de su actividad económica si se tienen compromisos en dólares. ¿Solución? Comprar coberturas.

Tercera.– Rece y acepte. Según Eckhart Tolle uno de los caminos para alcanzar la iluminación es la aceptación. De manera que si uno no encuentra paz en el desasosiego financiero, un camino es simplemente aceptar la nueva realidad. En la aceptación hay paz, algo que no podrá proveer el Banco de la Reserva Federal de aquí al 16 y 17 de septiembre, cuando el Comité de Mercados Abiertos se reúna y –muy probablemente– eleve la tasa de interés que trae al mundo patas arriba.

Cuarta.– Consuma información adecuada. Mientras los agraviados por las casas del presidente y del secretario de Hacienda se desgarraban las vestiduras por el informe de Virgilio Andrade el viernes, los mercados globales se desmoronaban. Está muy bien que la sociedad desee ser gobernada por políticos sin mácula; pero lo primero es lo primero, y siempre es más útil leer o escuchar información verdaderamente relevante para una toma de decisiones que preserve el valor de nuestros activos.

Quinta.– Mida las cosas. El IPyC de la BMV va camino al desplome y ya casi vale diez por ciento menos que hace un año. Cómo él, todo tiene una medida: la mezcla mexicana está en 36 dólares por barril; el crecimiento del PIB apenas superará 2.0 por ciento; la bolsa cae a 42 mil 163 puntos. De manera similar ocurre en las empresas y en la vida privada: hay que conocer los indicadores clave, medirlos constantemente y tomar decisiones en consecuencia.

Sexta.– Confíe en Luis Videgaray, Agustín Carstens, Luis Robles Miaja, et al. Sí saben, y harán lo que mejor se pueda para atravesar el duro septiembre.

Séptima.– Potencie la diversificación de sus activos, asegúrese de tener efectivo, póngase a trabajar y si no puede innovar, imite al mejor de su industria o actividad económica, sin importar el lugar del mundo donde esté.

Octava.– Enjoy the ride.

Twitter: @SOYCarlosMota

​Correo: motacarlos100@gmail.com

También te puede interesar:
¿PRI, igual a dólar en 17 pesos y crecimiento mediocre?
Traer droga de Sudamérica y la iniciativa de Mariana
En puerta, encontronazo en el PAN por Paquete Económico 2016