Opinión

¿Crece la economía
lo suficiente?

1
 

 

Economía

INEGI dio a conocer la semana pasada que la economía mexicana creció 2.1% en promedio en 2014, con respecto al año anterior, lo cual fue muy inferior al pronóstico original. Por supuesto que es relevante que la producción de un país tenga un aumento elevado y constante en el tiempo, ya que equivale al ingreso nacional. Lo que se produce y se vende es idéntico al ingreso de quienes lo venden, dinero con lo que pueden pagar sueldos y salarios, insumos y transporte, impuestos, intereses y al final obtener utilidades para los dueños y socios.

Además, las estadísticas muestran de manera concluyente que el mejor instrumento para mejorar la distribución del ingreso en México es el crecimiento económico sostenido. Por lo mismo, lástima el ver que ciertos grupos exigen más ingresos y una mejor distribución del ingreso, al mismo tiempo que estorbaran, limitan y castigan la producción nacional, lo cual es contrario a lo que piden.

El crecimiento promedio en los dos primeros años del gobierno de Peña Nieto fue de 1.8%, porcentaje superior al que se tuvo durante los gobiernos de Fox (-0.2%) y de Zedillo (0.1%) quien inicio su periodo inmerso en una grave crisis financiero, pero que logró terminar con un elevado dinamismo. Sin embargo, es inferior al que hubo en los dos primeros años del sexenio de Calderón (2.3%). Como regla general se tiene que el cambio de sexenio significa un menor dinamismo, debido al cambio de funcionarios en la nueva administración, quienes deben pasar por un proceso normal de aprendizaje en sus nuevas funciones y responsabilidades, así como para que el resto de la sociedad que debe de acostumbre al llamado nuevo “estilo de gobernar”.

En general la sociedad percibe bajo el actual dinamismo económico, ya que las expectativas que había generado el gobierno entrante eran que habría más crecimiento y generación de empleos una vez en el poder. Además, la tasa de crecimiento se compara con el incremento de la población (que fue de 1.1% en estos años), para saber cuánto aumenta el ingreso por habitante. Al hacer estas estimaciones se concluye que el ingreso per capita se elevó en solo 0.7% en promedio en los pasados dos años, lo cual es muy bajo para percibirse.

Por otro lado, destaca que los sectores más dinámicos son los relacionados con las exportaciones no petroleras, quienes se han beneficiado de la recuperación de la economía norteamericana en los últimos años. Es sorprendente la fuerte relación que existe entre el crecimiento de la producción industrial en los Estados Unidos y el aumento en la producción nacional en las últimas décadas. Sin embargo, esta relación parece desacoplarse en los últimos treinta meses, ya que mientras la industria en el vecino país del norte ya se eleva a niveles del 5%, la economía nacional se comporta muy por debajo de ese nivel y de lo que podría ser.

Es necesario destrabar el proceso productivo nacional para poder aprovechar el mayor dinamismo que se inicia en el exterior, como resultado de los menores precios de los energéticos, pero el cual no será permanente. Es momento de iniciar una labor conjunta de todos los sectores para eliminar los frenos que limitan el crecimiento de nuestro país. Lo que se ha realizado en Chile, Perú y China en las últimas décadas son buenos ejemplos de lo que se debe de realizar para mejorar los niveles de vida de nuestra población.

También te puede interesar:
​Cómo nos afecta la crisis global
​Baja la inflación
​Se anuncia un recorte del gasto público