Opinión

CNTE: viene balcanización educativa


 
Derrotada en su lucha contra la reforma educativa que paradójicamente obliga a los maestros a dar clases, la Sección 22 de Oaxaca hizo dos anuncios reveladores de sus acciones de corto plazo:
 
 
1.- “La instrumentación inmediata del programa de Transformación Educativa de Oaxaca (PTEO) en todas las escuelas del estado de Oaxaca para retomar las experiencias educativas para su aplicación”. En todas las negociaciones en Gobernación el gobierno federal rechazó siquiera poner en la mesa el tema del PTEO.
 
 
2.- “Que el CES (Comité Ejecutivo Seccional) elabore una ruta para orientar en que (sic por la falta de acento) consiste la desobediencia civil para realizarla a nivel estatal y nacional”. La desobediencia civil fue convocada por Andrés Manuel López Obrador el pasado domingo 6 de octubre contra las reformas hacendaria y energética.
 
 
Las acciones indican dos cosas:
 
 
1.- La balcanización de la educación porque el PTEO es un proyecto ideológico y político de la educación ajeno al programa educativo federal aprobado por la Secretaría de Educación Pública. Se trataría de una especie de separatismo educativo. Así, los niños oaxaqueños, vía el PTEO, estarían siendo educados para la protesta social, la revolución y el populismo. El texto íntegro del PTEO se encuentra en http://noticiastransicion.mx/images/pdfs/cuadernos/pteo-2012.pdf y el análisis crítico del CINVESTAV del Politécnico sobre el Programa está en http://noticiastransicion.mx/images/pdfs/cuadernos/cinvestav.pdf.
 
 
2.- Por más vueltas que le den, la XII y la CNTE forman parte de la estrategia de desobediencia y desestabilización antisistémicas de López Obrador contra las reformas en el Congreso, al margen de las instituciones democráticas y de movilización en las calles.
 
 
El problema para la SEP federal es que el PTEO oaxaqueño sí fue avalado y firmado por el gobierno panista-perredista-aliancista de Gabino Cué Monteagudo y ahora éste no sabe cómo salirse de ese compromiso. Y el asunto se agrava por el hecho de que la balcanización educativa de la 22 vía el PTEO obligará al gobierno estatal a separar de sus plazas a los maestros que se nieguen a cumplir con el programa SEP porque así lo establece el contrato colectivo de trabajo firmado por la SEP federal con el SNTE, al que aún pertenece la Sección 22.
 
 
Con tal de llegar, el gobernador Cué suscribió pactos con el Diablo: compromisos secretos con la 22 durante la insurrección del 2006 contra el gobierno priista de Ulises Ruiz y luego para que su candidatura panista-perredista-aliancista le ganara la elección de gobernador al PRI en el 2010. En enero del 2012 el Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca firmó el PTEO con la 22 como política educativa estatal, pero sin ninguna comunicación ni aval de la SEP federal entonces dirigida por Alonso Lujambio.
 
 
El PTEO modifica el concepto de maestro y convierte a los profesores en extensionistas revolucionarios como dirigentes sociales de una comunidad, además de otorgarles el nivel de “agentes de cambio social”. El modelo político del PTEO es el de la célula social en una comunidad como “democracia comunal”, la Comuna que quisieron instalar en Oaxaca 2006. El PTEO pide cambio de régimen: “para que la población conserve su patrimonio y capital, se requiere cambiar y crear nuevas estructuras sociales, lo que implica un cambio en los contenidos de la conciencia, fenómeno posible en la medida en que se transforme y dé sentido a la educación en las escuelas”.
 
 
De regreso a Oaxaca luego de su derrota en el DF, la 22 aplicará el PTEO para la revolución y apoyado en su alianza con el gobierno panista-perredista-aliancista de Cué.
 
 
Recuento: hoy suman treinta y nueve días escolares sin clases por el paro de la CNTE.
 
 
www.grupotransicion.com.mx
 
carlosramirezh@hotmail.com
 
Twitter: @carlosramirezh