Nacional

Guerrero busca indicios del cártel de 'Los Laredo' identificado por EU

El gobernador de Guerrero dijo que tras un reunión con su homólogo de Morelos, no encontraron indicios de dicho cártel aunque dejo entrever que “seguramente serán conocidos de otra manera, pero no están detectados ni por el apellido ni por su actividad”.
Enrique Villagómez/Corresponsal
15 abril 2016 13:16 Última actualización 15 abril 2016 15:6
Héctor Astudillo

(Especial)

ACAPULCO.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, dijo este viernes que luego de revisar con su homólogo de Morelos, Graco Ramírez, los grupos de la delincuencia organizada que operan en la zona limítrofe de ambas entidades, no se encontraron indicios de la presencia del nuevo cártel de Los Laredo, que el jueves identificó el Departamento del Tesoro de los Estado Unidos.

En entrevista, el mandatario detalló que el lunes pasado se reunió con Graco Ramírez, en un lugar llamado Lagartos, que se localiza en los límites de Guerrero y Morelos, y que “en toda la revisión que hicieron sobre los grupos delincuenciales que operan en esa región, no aparece este nuevo grupo”.

Sin embargo, consideró que será muy interesante la información que pueda ofrecer Estados Unidos al respecto. 

“Se hizo una revisión con el gobernador de Morelos de todas las circunstancias delictivas que hay en las colindancias. Se revisó lo mismo la colindancia con Tierra Caliente, con Taxco, Pilcaya, entre las partes de Iguala, Huitzuco, Buena Vista, de Atenango y Copalillo, donde se hizo un análisis muy amplio de todo lo que aparece ahí como grupo delincuencial y no aparece esto que ha mencionado el gobierno de Estados Unidos”, dijo.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos congeló los bienes de los hermanos Job, Ismael y Rubén Laredo Donjuan, originarios de Guerrero, por presuntamente encabezar el cártel de Los Laredo dedicado a la producción, importación y distribución de heroína en México hacia Estados Unidos.

El gobierno estadounidense prohibió a los ciudadanos y empresas de ese país realizar transacciones con ellos.

Las autoridades también aplicaron la Ley de Designación de Cabecillas Extranjeros del Narcotráfico, conocida como Kingpin a otros cinco mexicanos: Mercedes Barrios Hernández y Daniela Gómez Velázquez, esposas de los primeros, así como Antonio Marcelo Barragán, Andrés Laredo Estrada e Ismael Reyna Félix por el supuesto apoyo a esa asociación criminal.

Astudillo Flores insistió que no se encontró ningún indicio de ese cártel, aunque dejo entrever que “seguramente serán conocidos de otra manera, pero no están detectados ni por el apellido ni por su actividad”.