Mundo

FARC no entregarán sus armas: negociadores de gobierno colombiano

El Alto Comisionado para la Paz colombiano dijo que el grupo guerrillero no entregará las armas al gobierno de Santos, sino a quien pueda demostrar que esas armas fueron destruidas o que no están ya en poder de las FARC.
AP
24 septiembre 2015 10:22 Última actualización 24 septiembre 2015 10:23
Juan Manuel Santos

El gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC dieron el primer paso para formar la paz. (AP)

LA HABANA. Negociadores del presidente Juan Manuel Santos en el proceso de paz con las FARC aseguraron que, de alcanzarse un acuerdo, no entregará sus armas al gobierno colombiano.

"Aquí no hay discusión: es claro que las FARC no le van a entregar las armas al gobierno", sostuvo en rueda de prensa en La Habana el Alto Comisionado para la Paz colombiano Sergio Jaramillo.

Sin embargo, el funcionario advirtió que el grupo rebelde entregaría esas armas "a alguien que tiene que, de manera verificable, demostrar que esas armas fueron destruidas o que no están ya en poder de las FARC".

Este miércoles, Santos y las FARC anunciaron un acuerdo trascendental que prepara el terreno para poner fin al conflicto armado más antiguo de América Latina y que desangra a este país desde hace más de 50 años.

Sobre el tema de la extradición de guerrilleros a otros países, especialmente a Estados Unidos, Jaramillo observó que Santos tiene la última palabra sobre ese punto pero recordó que alguna vez el mandatario dijo que nadie iba a hacer un proceso de paz para terminar extraditado.

Varias víctimas de las FARC expresaron opiniones disímiles sobre el acuerdo alcanzado la víspera en Cuba.

"Estoy gratamente sorprendida porque yo honestamente no pensé que fueran a llegar a este nivel" en la negociación, dijo a The Associated Press la congresista Clara Rojas, quien permaneció secuestrada por las FARC en la selva colombiana durante seis años.

"Desde hace mucho yo ya no guardo rencor contra nadie", comentó Rojas, quien en febrero de 2002 fue secuestrada junto a la política colombo-francesa Íngrid Betancourt. De hecho, la revista bogotana Semana publicó en su última edición una fotografía en la que Rojas aparece estrechándole la mano al guerrillero que fue su carcelero durante años, alias "Martín Sombra", actualmente en prisión.

Rojas fue liberada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en enero de 2008 y Betancourt rescatada por el ejército colombiano seis meses después. Las dos eran aspirantes a la presidencia y la vicepresidencia en las elecciones de 2002.

Todas las notas MUNDO
Casi 200 países reafirman lucha contra cambio climático, pese a retiro de EU
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París
Mugabe se reúne con comandante del Ejército; buscan solución
Estados Unidos pide a ciudades cumplir con normas migratorias
Twitter modifica proceso de verificación de cuentas
Atacante suicida mata a 14 en un acto político en Kabul, Afganistán