Monterrey

Sistema de Pensiones frente a reto urgente

La aportación a las Afores debe subir y además es necesario
fomentar la cultura del ahorro, dice experta.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com
17 octubre 2016 9:51 Última actualización 17 octubre 2016 9:54
Afore

En México se aporta el 6.5 por ciento del salario base de cotización para el fondo de retiro, mientras que en otros países de Sudamérica es más alto.

El sistema de pensiones en México enfrenta retos y desafíos urgentes
que involucran a toda la sociedad y que requieren soluciones, porque de lo contrario, con el paso del tiempo, será más difícil y costoso tomar las riendas de este asunto.

Lo anterior lo afirma la consultora Cintya Ovalle Salazar, autora del libro “10 formas básicas para obtener una mejor pensión”.

Este problema afectará a los jóvenes que cotizan bajo el esquema de la
Ley de Pensiones de 1997, en el que si no ahorran de manera voluntaria, aparte de su aportación obligatoria, recibirán una pensión de entre el 20 y 30 por ciento de su último salario, insuficiente para una vejez digna.

“La solución radica en el fomento a la cultura del ahorro en etapa temprana, en la homologación del sistema pensionario y en el
incremento de las aportaciones a salario tripartita, así como en una mayor oferta de trabajos formales”, indica Ovalle.

En lo que se refiere a la oferta de trabajos formales, necesario para obtener una pensión, el estado destaca a nivel nacional, de acuerdo con un análisis de Coparmex Nuevo León.

Según datos del IMSS, el grupo de edad que representa la mayor proporción, respecto del total de trabajadores formales en Nuevo León, es el de 25 a 29 años de edad, con un 16.1 por ciento.

Le sigue el de los trabajadores de 30 a 34 años, con el 14.6 por ciento,
y el de 20 a 24 años, con el 14.2 por ciento.

Sin embargo, el tener un trabajo formal no es suficiente para garantizar
una digna pensión.

En México se aporta el 6.5 por ciento del salario base de cotización para el fondo de retiro, mientras que en otros países de Sudamérica es más alto.

Por ejemplo, en Uruguay la aportación es del 21.56 por ciento, en Chile es del 11.64 por ciento y Estados Unidos el 10 por ciento del salario.

“A esto, sumémosle la falta de empleo de los jóvenes que salen y
buscan un buen trabajo y que no están preparados para toparse con estas dificultades, que no tienen la educación, tanto financiera como cultural, del sistema de pensiones en México”.

Ovalle comentó que muchos jóvenes que se gradúan de las
Universidades comienzan a trabajar en base a honorarios y esto les afecta en su fondo de retiro.

Expresó que muchas empresas pagan a sus empleados una parte bajo
el sistema de aportación tripartita y otra por honorarios, perjudicando a los trabajadores.

“La reforma al sistema de pensiones no se percató de la falta de empleo, de los trabajos pagados en el sector informal y de los empleos irregulares, donde se paga una parte de nivel bajo de aportación tripartita en salarios mínimos y la otra parte por fuera, beneficiando a los patrones, pero perjudicando de gran manera a los cotizantes en sus seguros de invalidez, cesantía y vejez y en las aportaciones al Infonavit”.

Señaló que la falta de ahorro voluntario de quienes están trabajando
formalmente es una de las condiciones que afectarán a los jóvenes mexicanos menores de 36 años.

A pesar de que son las personas que recibirán las pensiones más bajas, de 28 por ciento del último salario, los millennials son el segmento de la población que menos aporta voluntariamente para su pensión, según datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

De acuerdo con datos obtenidos por El Financiero, de los 3 mil 400
millones de pesos de ahorro voluntario que se captaron en las Afores
durante el periodo de septiembre 2015 a agosto del 2016, sólo 10 por
ciento fue aportado por las personas que se encuentran en la Siefore
cuatro, es decir, todos aquellos que cuentan con menos de 36 años.

Contrasta con los trabajadores que tienen entre 46 y 65 años que
concentraron el 76.6 por ciento de las aportaciones, lo que indica que
las personas que además de que es muy probable que cuenten con una
pensión bajo el régimen de reparto, que les pagará retiros de 80 y 100
por ciento de su último salario, están ahorrando para recibir montos
aún más altos. 

De acuerdo a la Consar, en aras de gozar de un retiro adecuado, sería
recomendable que el trabajador se asegurara de adquirir una pensión
al menos equivalente al 70 por ciento del ingreso que obtenía en su etapa activa.

“Propongo que en las Universidades se fomente la cultura del ahorro.

Se tienen que presentar proyectos para que los jóvenes que están en
los últimos semestre de su carrera, al momento de que empiecen su
servicio social los den de alta y que ellos sepan que esto les ayudará a
tener una pensión digna”, refiere la consultora.