Monterrey

Siderúrgica de Linares
sería un "KIA chiquito"

La Sedec de NL no ha suscrito contrato alguno con la empresa, revela información solicitada bajo la Ley de Transparencia.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
28 abril 2016 8:54 Última actualización 28 abril 2016 8:58
Siderúrgica

PROMESAS. El proyecto requería de una inversión de 200 millones de dólares y 500 empleos directos, con una capacidad de producción de 300 mil toneladas anuales de acero líquido en lingote para exportación.

Todo parece indicar que Siderúrgica de Linares, un proyecto anunciado “con honores” en enero de 2013 por el entonces gobernador de Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz y el actual secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, quienes posaron para la foto en la colocación de la primera piedra del complejo en el municipio citrícola, se podría convertir en un “KIA chiquito”.

De acuerdo a una solicitud hecha por El Financiero a través de la página de transparencia, no existe un contrato o convenio firmado entre la Secretaría de Desarrollo Económico, dependencia responsable de la inversión en el estado y la compañía –Siderúrgica de Linares-, y pese a ello ésta recibió subsidios por 65 millones 952 mil 381 mil pesos, de acuerdo a la Cuenta Pública 2014 del Fideicomiso para el Desarrollo de la Zona Citrícola del Estado de Nuevo León (Fidecitrus) “La Secretaría de Desarrollo Económico del Estado de Nuevo León no ha suscrito contrato alguno con la persona moral denominada Siderúrgica de Linares, SA de CV”, se lee en la respuesta dada por la Subsecretaría de la Inversión y Fomento Industrial de la dependencia estatal a la solicitud hecha.

En mayo de 2014, Juan Francisco Livas Cantú, subsecretario de Desarrollo Regional de Sedec durante la administración de Rodrigo Medina, destacó que “Linares será el gran polo de desarrollo, fuera del Área Metropolitana de Monterrey, que se había tratado de construir durante los últimos 20 o 30 años, en donde Siderúrgica de Linares consolidaría la tercera fase de crecimiento del parque industrial de esta ciudad”.

Sobre este punto, una fuente cercana a este proceso que pidió no ser citada, apuntó que “llama mucho la atención que se hayan dado apoyos a la empresa sin un contrato de por medio, todo esto parece ser un KIA chiquito”.

El proyecto de Grupo Lenox, que encabeza Enrique Gutiérrez Garza, prometía una inversión de 200 millones de dólares y la generación de 500 empleos directos, con una capacidad de producción de 300 mil toneladas anuales de acero líquido en lingote para exportación, sin embargo la falta de infraestructura prometida por el gobierno que encabezaba Rodrigo Medina y otros incentivos, tienen el proyecto detenido.

En agosto de 2015, en fuentes públicas Gutiérrez Garza externó su preocupación por el retraso de la obra, destacando también que el alza en el precio del dólar le había impactado el costo de la misma.

“Nos habían dicho que tendríamos gas natural en Linares a partir de diciembre del 2014”, señaló, “pero hasta ahora sigue sin llegar el energético.

“El Gobierno estatal nos prometió una conexión ferroviaria pero tampoco existe, por lo que el equipo para la planta está detenido en Europa”, detalló en algunos de sus reclamos.

Para precisar su postura, El Financiero buscó a Gutiérrez Garza, sin embargo su asistente comentó que por cuestiones de agenda y viajes constantes, las solicitud de entrevista no podía ser atendida.

También se hizo la gestión de entrevista a la Secretaría de Desarrollo Económico, pero la solicitud fue denegada.

En su época de gobernador electo, Jaime Rodríguez Calderón, vistió a los empresarios linarenses, entre ellos a Siderúrgica de Linares, y en su momento aseguró que conseguiría los 100 millones de pesos que se requieren para los 8 kilómetros de vías férreas, la instalación de la red de gas natural y una planta tratadora de agua, pero todo parece indicar que hasta la fecha no hay nada de esto.