Monterrey

Restricción a transporte de carga dislocará cadenas productivas

Eduardo Garza T Junco, presidente de la CAINTRA, advierte que se provocará desempleo y alejará la inversión en Nuevo León.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx
02 junio 2016 8:50 Última actualización 02 junio 2016 8:59
Etiquetas
CAINTRA

REGLAMENTO. Guillermo Dillon, Eduardo Garza T Junco y Jesús Francisco López, directivos de Caintra.

Las restricciones de horarios propuestas en el Reglamento de Tránsito del área metropolitana de Monterrey harían inviables a muchas empresas que operan bajo procesos de manufactura mundial como just in time y lean manufacturing, advirtió la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León (CAINTRA).

Eduardo Garza T Junco, presidente de este organismo, consideró que del Reglamento de Tránsito Homologado por los Cabildos de San Nicolás, Monterrey y Guadalupe, y que está siendo evaluado por el resto de los municipios metropolitanos, constituye la más grave amenaza al sector productivo estatal en los últimos 20 años.

“Sus efectos negativos sobre la competitividad van más allá del estado de Nuevo León, afectando a las cadenas productivas de todo el país y con el exterior”, indicó.

Este reglamento establece que los camiones de carga no podrán circular por el área metropolitana de las 6 de la mañana a las 22 horas.

El reglamento pretende no sólo prohibir el libre tránsito de vehículos y mercancías 16 horas al día, sino establecer además el cobro de una cuota de paso a todo vehículo de carga que cruce por los municipios metropolitanos, al hacer necesario en todos los casos el tramitar un permiso para estos vehículos.

“Este reglamento establece disposiciones orientadas al transporte que son ilegales, ambiguas, excesivas y discrecionales, y que, de ponerse en operación paralizaría por completo las actividades industriales y comerciales de nuestra entidad y entorpecería el flujo de insumos y mercancías de nuestro país”, afirmó el presidente de la CAINTRA.

Expresó que la medida, que fue impuesta sin consultar a las Cámaras y organismos empresariales, sólo puede entenderse como recaudatoria, a costa de la productividad del estado, al obligar al transporte de carga pesada a adquirir permisos de circulación que se multiplicarían por municipio con un desmedido impacto en costo.

“La mayoría de las micro, pequeñas y medianas empresas del estado no operan durante la noche, y para ellas generar un turno adicional implicaría fuertes costos en su operación. Las medidas impuestas en el reglamento orillan a las Mipymes a su cierre y desaparición”, advirtió Garza T Junco.

Además, dijo que se obliga a las empresas a operar en horarios nocturnos que hoy no existen, bajo un ambiente creciente de violencia, inseguridad y robos, poniendo en riesgo la integridad de los trabajadores, operadores de almacenes, choferes y mercancías.

“Las empresas, en posibilidades de hacerlo, tendrán que modificar la estructura de su plantilla laboral, teniendo como consecuencia el reacomodo de horarios, despido de personal y renegociación de contratos, entre otros costos laborales”.

Al prohibir completamente la circulación del transporte de tipo full, se desarticularán las cadenas productivas del estado con otras regiones y el mundo.

“Nuevo León como centro logístico y de paso de mercancías, se convertiría en un cuello de botella al flujo de productos”, aseveró el dirigente empresarial.