Monterrey

Reglamentos municipales
afectan al sector construcción

N.L. está entre entidades con peor calidad en regulación.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx
22 septiembre 2016 9:56 Última actualización 22 septiembre 2016 10:3
Etiquetas
Problemática

RANKING. N.L. solo supera a Querétaro, Tijuana y Zacatecas en la calidad de regulación del sector construcción.

Una entidad que se jacta de ser la meca empresarial de México,
aparecer en el lugar 27 de 32 que componen las entidades de la República en el ranking de Doing Business 2016 en lo que respecta a
las facilidades para construir no es nada positivo.

El ranking mide la calidad de la regulación para el sector de la
construcción, aspecto en el que la entidad fue de las peores cuatro
del análisis.

Al respecto, José Gutiérrez Cantú, presidente de la Camara Mexicana de la Industria de la Construcción en Monterrey (CMIC), comentó que un sector como el de la construcción requiere un entorno que le permita el crecimiento.
 
“Consideramos que es necesario establecer las condiciones para que
un sector que es intensivo en generación de empleo pueda crecer a un ritmo que le permita seguir siendo un motor para la economía local”, dijo.

De acuerdo a la Ley de Desarrollo Urbano del Estado de Nuevo León, corresponde a los municipios otorgar o negar los respectivos permisos para la construcción de obras. 

El artículo 10 de dicha legislación establece como facultades de los
ayuntamientos: “Otorgar o negar las solicitudes de autorizaciones, permisos o licencias de uso de suelo, uso de edificación, construcción, fraccionamientos, subdivisiones, relotificaciones, parcelaciones y
conjuntos urbanos, de acuerdo con los planes o programas de desarrollo urbano”.

Y añade en el artículo 49, que para la ejecución de las acciones se requiere que las autoridades municipales expidan las licencias de uso de suelo y los permisos de construcción correspondientes, de acuerdo con la legislación y los planes de desarrollo urbano. Esta misma información se reitera en el artículo 227 de la mencionada regulación.

Gutiérrez Cantú añadió que aún con estos obstáculos, este sector es uno de los que más aportan a la economía local.

“Además es importante destacar que el sector de la construcción de
Nuevo León es el que más contribuye al PIB sectorial a nivel nacional,
por lo que también es una pieza importante en la generación de
recursos a nivel nacional”, indicó.

El Doing Business 2016 señala que la calidad de la regulación se mide a través de la accesibilidad y claridad de la misma, añade que en todos los reglamentos se especifican claramente los requisitos y trámites previos a la obtención de la licencia de construcción, y sus costos se encuentran fundamentados en las leyes de ingreso o de hacienda municipales.

“Los gobiernos deben plantearse continuamente qué documentación es estrictamente necesaria para la resolución de trámites y eliminar aquella que sea obsoleta o esté duplicada”, señala el documento.