Monterrey

`Reconstruye Cemex y va por grado de inversión´

Fernando González ha bajado la deuda en casi 14 por ciento a 14 mil 406 mdd
(Redacción)
17 agosto 2016 9:41 Última actualización 17 agosto 2016 9:46
Fernando González

AHORRO. Hasta el momento, la estrategia de González Olivieri es mantener la cartera cerrada y reestructurar deuda.

En poco más de dos años, Fernando González Olivieri, Director General de Cemex, logró “reconstruir” la empresa implementando una estrategia opuesta a la que siguió el desaparecido Lorenzo Zambrano, que le apostaba a las adquisiciones, ya que él no ha abierto la cartera desde 2014, al contrario, se ha dedicado a vender activos no estratégicos, así como a reducir gastos y costos, bajo el firme objetivo de recuperar el grado de inversión.

Desde que tomó las riendas de la empresa, la deuda bajó casi 14 por ciento, de 16 mil 693 millones de dólares en el primer trimestre de 2014 a 14 mil 406 millones al cierre de junio de este año; mientras que su utilidad neta pasó de una pérdida de 123 millones de dólares en el segundo trimestre de 2013, a una utilidad neta de 227 millones de abril a junio de 2016.

“Desde su llegada, los márgenes de la empresa han mejorado considerablemente”, comentó un analista de la industria que pidió el anonimato.

Entre 2015 y 2016, Cemex se ha deshecho de activos en 10 países, por un total de más de mil 500 millones de dólares.

Sin embargo, la venta de activos no era suficiente para sanear a la empresa, así que en 2015, González aplicó de forma sistemática la estrategia ‘Value Before Volume’, lanzada desde 2013, cuyo objetivo era subir precios y mejorar así los márgenes de ganancia de la compañía.

En 2015, la confianza de los inversionistas en la cementera cayó, tal como lo hicieron sus ventas, ante los mayores precios de sus productos, por lo que sus títulos perdieron 33 por ciento en el año y sus ingresos se contrajeron 8 por ciento.

El año pasado, la empresa realizó los incrementos de precios de manera más agresiva, sobre todo en México, destacó Fernando Bolaños, analista de Monex.

“Vemos una empresa que constantemente trae expansiones en los márgenes de rentabilidad, lo cual es sumamente importante y creo que ese es el principal resultado de una estrategia exitosa (Value Before Volume)”, dijo Lilián Ochoa, de GBM.

Al fallecer Zambrano, la emisora tenía una calificación crediticia por parte de Fitch, de B+, tres grados debajo de la mínima calificación para obtener el grado de inversión, que es BBB-; el pasado 25 de julio, Fitch realizó una revisión en la empresa y logró subir un peldaño, a BB-, aunque aún se ubica en un grado especulativo.

La empresa perdió el grado de inversión en 2007, cuando adquirió a la australiana Rinker, en la cual invirtió más de 15 mil 300 millones de dólares y su nivel de apalancamiento se disparó.

Expertos coincidieron en que para que Cemex sea capaz de recuperar su grado de inversión, debe incrementar su generación de flujo, con el fin de pagar su deuda.

>