Monterrey

Reciclaje de PET, un mercado con alto potencial en el estado

La mayor parte del plástico reciclado proviene del continente asiático.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx
11 marzo 2016 9:6 Última actualización 11 marzo 2016 9:11
Reciclaje

PROCESO. El 54 por ciento del PET reciclado se transforma en fibras de poliéster.

Con un consumo promedio de 300 botellas de PET por persona al año, según un análisis del Congreso local; Nuevo León es uno de los mercados más atractivos para el negocio del reciclaje de este material, debido a la poca existencia de plantas procesadoras de este producto.

Lo anterior debido a que no existe hasta el momento el despliegue de empresas recicladoras suficiente para procesar la totalidad de las 833 mil toneladas de Tereftalato de Polietileno (PET) que se generan anualmente en el país, de acuerdo a un estudio realizado por Proméxico.

Además, dentro de contexto México es el tercer consumidor de este producto a nivel global y cuyo valor de mercado es aproximado a los 45 mil millones de dólares, según un análisis del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Asimismo, en una ocasión, Jorge Treviño Aguado, director general de ECOCE, señaló que la región Norte es la segunda zona del país que más recicla este producto, con poco más del 50 por ciento del total de las toneladas generadas.

México exporta el 65 por ciento de lo que recicla a China y otros países de Asia para que sea transformado en fibras sintéticas, las cuales regresan al país en forma de ropa, peluches y textiles.

“En el país se generan cerca de 833 mil toneladas de PET que se recuperan de la basura cada año, sin embargo, el negocio del reciclaje de este material no es tan próspero debido a que más de la mitad de esta cantidad es llevada a China y Estados Unidos”, indica Proméxico.

De acuerdo a la ECOCE, México es el país líder en América Latina en recolección, al recopilar el 62 por ciento de los desechos, que equivale a una cantidad cercana las 428 mil toneladas de este material.

Según el IPN, el 54 por ciento del material reciclado se transforma en fibras de poliéster, el 14 por ciento para envases de alimentos, el 13.20 por ciento para correas y el 7.2 por ciento en contenedores.

Mientras que un 6.6 por ciento del producto reciclado va para la producción de hojas y films; para el segmento de las resinas se destina el 1.4 por ciento y el 2.7 por ciento en otros productos.

Aunado a los beneficios económicos que podría representar un negocio como el del reciclaje del PET, están las aportaciones ambientales.

“Por cada tonelada de PET recuperada, nos ahorramos 35 metros cúbicos en relleno sanitario, 4.4 barriles de petróleo, 357 dólares en materia prima que no será usada para hacer productos vírgenes y se dejan de emitir 3.3 toneladas de CO2 a la atmósfera”, según información de la ECOCE.