Monterrey

Pierde dinamismo construcción de NL

Recortes presupuestales ante la caída de los ingresos del gobierno federal han influido en el desempeño del sector.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx
10 mayo 2016 9:14 Última actualización 10 mayo 2016 9:20
Etiquetas
Cerro de la Silla

IMPACTO. La variación entre el peso y el dólar ha causado estragos en el sector construcción.

Pese a que durante el año pasado y lo que va del 2016, las empresas constructoras de Nuevo León han liderado la producción del sector, siendo las que mayores aportaciones han hecho en el valor total a nivel nacional, su desempeño se ha desacelerado.

La Cámara de la Industria de la Construcción de Nuevo León (CMIC NL) señala que la industria ha perdido dinamismo durante los últimos meses.

“En enero pasado el Valor de la Producción de las Empresas Constructoras a nivel nacional cayó 0.4 por ciento con relación al mismo mes del 2015, mientras que Nuevo León creció 4.9 por ciento en el mismo periodo”, indicó el presidente del organismo, José Francisco Gutiérrez.

“Sin embargo, su nivel de crecimiento se mantuvo muy lejos de estados como Colima, Michoacán o Tlaxcala, con 95.9 por ciento, 87.6 por ciento y 85.2 por ciento, respectivamente”, agregó.

Explicó que en el acumulado de enero a diciembre del 2015, las empresas constructoras de Nuevo León reportan un incremento en el Valor de Producción de 20.3 por ciento y se ubica en el sexto lugar a nivel nacional.

Sin embargo, el representante de los constructores del estado señala que la entidad está muy por debajo de lo generado por esta industria en entidades como Tlaxcala o Baja California Sur, cuyo Valor de Producción se incrementó 121 y 40 por ciento, respectivamente.

“En la CMIC NL hemos tenido reuniones con funcionarios de los distintos niveles de Gobierno y con legisladores para informarlos acerca de la situación del sector, así como de la necesidad de invertir en infraestructura como medida para mejorar el nivel de vida de los nuevoleoneses”, comentó Gutiérrez.

Como causas de esta dinámica, el dirigente señaló, por un lado, al proceso de maduración de las reformas, que ha impedido que esta industria crezca a su potencial del 4 y 5 por ciento.

“Tanto a nivel local como nacional, existen elementos preocupantes para el sector de la construcción en el corto y mediano plazo”, añadió.

Por otro lado, dijo que otras limitantes surgen debido a los recortes en el Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2016, otro en el Plan Nacional de Infraestructura y uno adicional de 53 mil millones de pesos.

“De manera adicional, existe inestabilidad y volatilidad externa que incide en la depreciación del peso contra el dólar y un aumento en la tasa de interés en medio punto porcentual que inhibe la inversión productiva”, indicó.

Asimismo, mencionó que todos estos factores han provocado un replanteamiento de sus expectativas respecto al crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en la industria de la construcción.

“Esperábamos un crecimiento inercial del PIB de la construcción en 2016 de 3.0 por ciento a nivel nacional, con el escenario antes descrito hemos reducido las expectativas a 2.3 por ciento.

“Sin embargo, a nivel local, por su desempeño histórico, el sector podría crecer un poco más y alcanzar un 2.5 ó 2.6 por ciento”, explicó.