Monterrey

Parque Fundidora autosuficiente y transparente

La administración de este organismo público descentralizado tiene entre sus planes la incorporación de nuevos espacios, como museos; así como atraer eventos de índole internacional.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx
22 junio 2016 9:3 Última actualización 22 junio 2016 9:8
FUNDIDORA

Santa Lucía

El Parque Fundidora, que se ha convertido en un lugar ideal para hacer negocios, cultura, deporte y disfrutar shows internacionales, tiene entre sus principales objetivos en la actual administración lograr la autosuficiencia presupuestal y ser transparente.

El presupuesto del Parque es de 130 millones de pesos, de los cuales el 85 por ciento proviene de ingresos propios por concepto de renta a concesionarios, eventos musicales y sociales, estacionamientos y paseos en embarcaciones por el canal de Santa Lucía.

El 15 por ciento restante lo complementa el Gobierno del Estado a través de aportaciones.

“Tenemos un plan a tres años para que el Parque no tenga que depender de ningún recurso gubernamental para su operación”, señala Fernando Villarreal Palomo, director general de este organismo público descentralizado.

Aclara que para los nuevos proyectos de expansión del Parque sí necesitan recursos estatales, federales y hasta internacionales.

Este bosque urbano surgió en 1989 como un fideicomiso entre la iniciativa privada y el Gobierno del Estado, en el que se definieron su misión y vocación.

En su primer plan maestro se plasman los siete ejes vocacionales del Parque: esparcimiento, educativo, cultural, entretenimiento, ecológico, negocios y deportivo.

Hoy, este lugar es un parque ciudadano, incluyente y multifuncional, en el cual se pueden realizar diferentes actividades para toda la familia.

Este año esperan una afluencia cercana a los 7 millones de visitantes y un crecimiento anual del 5 por ciento durante el sexenio.

PLANES
En entrevista con El Financiero, Villarreal, quien fue director general de la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León, señala que tienen planes a corto, mediano y largo plazo.

“En el corto plazo está todo lo relacionado con el mantenimiento, la seguridad, el atractivo que tiene el parque como tal, y obviamente, tener una serie de amenidades de todo tipo”, señala.

Entre los planes a mediano plazo, se busca incorporar nuevos museos, así como más atracciones y eventos, pero siempre cuidando el balance que debe tener el Parque en sus siete ejes vocacionales.

“Queremos tener eventos de índole internacional, de primer mundo, para que el Parque y el área metropolitana de Monterrey, sigan siendo un polo de atracción”.

Hace 25 años, comentó Villarreal, Nuevo León, y Monterrey particularmente, únicamente se conformaban con el turismo de negocios.

Ahora, el estado tiene mucho que ofrecer en todas partes y también en el área metropolitana.

“El parque es un oasis en medio del desierto. Queremos traer lo mejor de lo mejor. Además, ahora competimos con otras ciudades como León, Guadalajara y la Ciudad de México”, advierte.

Para Villarreal, uno de los objetivos de la nueva administración es que el Parque se maneje con total transparencia, con una gran inclusión de locatarios, visitantes y concesionarios.

“Que la gente vea que el Parque se maneja de manera honesta, transparente y eficiente”, recalcó.

EXPANSIÓN
En cuanto a los proyectos de largo plazo, Villarreal adelantó que uno de estos, que aún no se pone a consideración del Consejo Directivo, es la continuación del canal Santa Lucía por el interior del Parque.

“Claro, no sería del ancho que tiene actualmente el Canal, pero pasaría por entre los árboles y todo el parque. Este es un proyecto multimillonario y ambicioso”, indicó.

Otro de los proyectos de largo plazo es crecer, y no precisamente dentro del Parque, sino hacia otros parques como el de la Pastora, el Parque España y el Tucán.

La expansión puede ser también hacia otros municipios, como es el caso de Cerralvo y Sabinas Hidalgo, entre otros.

MUSEOS
Entre los nuevos atractivos que tendrá este bosque se encuentra el Museo Papalote Verde y el Recinto de la Fama del Béisbol Mexicano.

El primero se podría inaugurar este año y el segundo en dos o tres años más.

Otros proyectos tienen que ver con el uso más eficiente del agua, tanto del Canal como de los diferentes lagos y fuentes que tiene el Parque, así como del ahorro de energía que consume este lugar.

Estamos viendo también una nueva red de comunicación inalámbrica, con una serie de características para el visitante, a la altura de los mejores parques del mundo”.