Monterrey

Mejora situación financiera
de Nuevo León con el Bronco

PAN señala que la reestructura de la deuda costará 15 mil millones de pesos.
ARTURO BÁRCENAS
abarcenas@elfinanciero.com.mx
09 junio 2016 8:56 Última actualización 09 junio 2016 9:1
Etiquetas
El Bronco

PASIVOS. Al cierre de marzo, la deuda total de Nuevo León ascendió a 62 mil 946.8 millones de pesos.

Durante los primeros seis meses de la administración de Jaime Rodríguez Calderón al frente de Nuevo León, la deuda de la entidad registró un comportamiento positivo, tanto en el monto como en las condiciones de la misma en relación a lo “heredado” por el gobierno de Rodrigo Medina de la Cruz.

Si bien es cierto que durante los primeros tres meses del gobierno del Bronco (octubre-diciembre del 2015) la deuda de Nuevo León registró un incremento en el monto, debido a una mayor tasa de interés en promedio, tuvo también una reducción en su plazo de vencimiento y un alza de 0.2 puntos porcentuales como porcentaje del PIB.

Sin embargo en el primer trimestre de este año el desempeño fue muy diferente. Al cierre de marzo, la deuda total de Nuevo León ascendió a 62 mil 946.8 millones de pesos, lo que implicó una reducción de 0.13 por ciento contra el nivel reportado al tercer trimestre del año pasado, cuando se ubicó en 63 mil 028.1 millones de pesos.

Pero en el primer semestre del gobierno del Bronco, no solamente se redujo la deuda, sino que de acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público también mejoraron algunas condiciones de la misma.

Cuando asumió la gubernatura, la deuda de Nuevo León representaba el 5 por ciento del Producto Interno Bruto de la entidad, pero al cierre del pasado mes de marzo ya bajó a 4.8 por ciento, 0.2 puntos porcentuales menos.

Otro parámetro que también mejoró en el periodo en cuestión fue el endeudamiento como porcentaje de los ingresos totales, que pasó de 96.9 por ciento al cierre de septiembre del año pasado a 86.2 por ciento a marzo de este año.

La deuda como porcentaje de las participaciones totales bajó 23.4 puntos porcentuales, al pasar de 232.7 por ciento a 209.3 por ciento entre los periodos comparables.

Asimismo, la administración del Bronco logró mejorar su perfil de vencimiento, al pasar de 16.2 años a 20.1 años, mientras que lo que no pudo mejorar fue la tasa promedio de sus compromisos financieros, al subir de 5.6 por ciento a 6.10 por ciento.

ENTRE LAS MAYORES DEUDAS PER CÁPITA
Pese a esta mejora en el nivel de deuda, Kristobal Meléndez, del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), señaló en un estudio que Nuevo León es uno los tres estados que se han mantenido desde diciembre de 2012 con la mayor deuda per cápita.

Indicó que a marzo de este año este rubro se ubica en 12 mil 311.1 pesos, lo que implica una baja de 4.7 por ciento respecto a la registrada a diciembre pasado, que fue de 12 mil 915.3 presos.

Agregó que en relación a la deuda a ingresos totales, Nuevo León es uno de los tres estados con mayor nivel de endeudamiento a marzo de 2016.

“Este último indicador de endeudamiento es importante porque la fuente de pago de la deuda considera ingresos totales como son participaciones, aportaciones e ingresos locales”, explicó.

Detalló que en marzo de 2016, Nuevo León fue uno de los estados que destinaron mayores recursos propios para liquidar su deuda, ya que el 60.68 por ciento de sus participaciones y el 39.2 por ciento de sus ingresos propios los destinó a este objetivo.

Además, el gobierno ha pedido al Congreso local analizar la bursatilización de los ingresos de la Red Estatal de Autopistas (REA) y la reestructuración de su deuda, lo cual impulsaría sus compromisos financieros.

Carlos Alberto Garza, Tesorero del Estado, detalló en su momento que la entidad busca refinanciar los créditos que tiene contratados con 10 bancos comerciales.

“Estamos hablando de refinanciar un monto por alrededor de 42 mil millones de pesos, es la deuda del gobierno central que se tiene con las instituciones financieras”, explicó.

“Vamos a hablar con los bancos y buscar que nos den mejores condiciones crediticias, en algunos casos serán los mismos bancos o nuevas instituciones con las que refinanciaremos”, dijo en entrevista con El Financiero hace unos días.

Arturo Salinas, coordinador de la bancada del Partido de Acción Nacional, argumentó que el avalar la reestructura del estado significará “un favor” para el Gobernador Jaime Rodríguez y no para el Estado, ya que el plazo de la deuda aumentará 11 años y costará 15 mil millones de pesos.