Monterrey

Es Monterrey, la más contaminada del país

Experto señala que en la ciudad existe un déficit de un millón de árboles, cada uno puede recoger hasta 20 toneladas de carbono.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx

ARTURO BÁRCENAS
abarcenas@elfinanciero.com.mx
13 mayo 2016 9:5 Última actualización 13 mayo 2016 9:12
Contaminación

DATOS. El análisis de la OMS comprende nueve ciudades de México, para las cuales utilizó estadísticas del 2011, con excepción de la Ciudad de México, para la que usó datos del 2014.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) las ciudades de Monterrey, Toluca, Salamanca y León fueron las que registraron los mayores niveles de contaminación durante el 2011, superando los parámetros registrados el año pasado por la Ciudad de México.

Un informe del organismo indica que la contaminación del aire se mide en base a las concentraciones de pequeñas partículas menores a 10 micrómetros (PM10) y de partículas finas menores a 2.5 micrómetros (PM2.5) que contienen sulfato, nitratos y carbono negro, y que suponen el principal riesgo medioambiental para la salud.

El análisis de la OMS comprende nueve ciudades de México, para las cuales utilizó estadísticas del 2011, con excepción de la Ciudad de México, para la que usó datos del 2014.

Así, Monterrey es la ciudad más contaminada del país, pues reportó una concentración de 86 PM10 y de 36 PM2.5 durante el año en cuestión.

En segundo lugar se ubicó Toluca, con 80 PM10 y 33 PM2.5; seguido de Salamanca, con 60 PM10 y 28 pm2.5; después León, con 58 PM10 y 27 PM 2.5; Irapuato, con 55 PM10 y 26 PM2.5; Silao, con 51 PM10 y 24 PM2.5; y la Ciudad de México con 42 PM10 y 20 PM2.5.

Ante los grandes índices de contaminación que se han presentado en Monterrey durante los últimos meses, generado principalmente por los automóviles, fábricas, pedreras y el transporte urbano, el gobierno de Jaime Rodríguez, intentó, sin éxito, implantar la verificación vehícular como una medida para combatir este problema.

Guillermo Martínez Berlanga, ambientalista con más de 25 años de experiencia, explicó que a pesar de la gravedad de las condiciones ambientales de la ciudad, no existe una política de estado para contrarrestar los estragos de la contaminación.

“No existe una política de estado en materia ambiental, es la autoridad reaccionando o mal reaccionando”, dijo.

Agregó que para cambiar la calidad del aire en la ciudad, es necesaria la existencia de al menos 120 espacios como el Parque Fundidora, esto como mínimo requisito establecido por la OMS y la UNESCO.

Añadió que en el área metropolitana de Monterrey existe un déficit de un millón de árboles y cada uno tiene capacidad de recoger entre 15 y 20 toneladas de carbono.

“Hay un desinterés absoluto por la políticas ambientales. Le quieren cargar al auto todos los problemas y deberían organizar a los 900 mil autos que contaminan ostensiblemente, pero la única política técnica y práctica es echarlos a la basura, pero no lo van a aplicar, porque ahí se van los camiones de reparto, los cementeros, el transporte público”, comentó.

“Uno espera que conforme se va agravando el problema, se presenten las soluciones, pero no es así”, indicó.

El especialista citó un estudio del Tecnológico de Monterrey, donde se asegura que si los índices contaminantes de la zona urbana se redujeran en 10 puntos anualmente, el ahorro en salud pública se traduciría en más de 5 mil millones de dólares.

“No van a resolver el problema (las autoridades), porque ellos responden a intereses de los contaminadores, de la Caintra, de los empresarios”, dijo.