Monterrey

Desarrollo energético, aún en espera

Autoridades prevén que en los próximos años las inversiones petroleras agreguen 1.5 por ciento de crecimiento al PIB.
Daniel Anguiano
danguiano@elfinanciero.com.mx
31 diciembre 2015 10:54 Última actualización 31 diciembre 2015 11:10
Cuenca de Burgos

POTENCIAL. Nuevo León es una de las regiones marcadas en el mapa energético nacional como las de mayor potencial, por contar con yacimientos de gas natural en la zona abracada por la Cuenca de Burgos

La Reforma Energética ha causado gran expectativa, incluso desde su gestación por la polémica que generó su promulgación y la promesa del nuevo marco regulatorio de este sector que es generación de empleo a raudales y bonanza para las regiones privilegiadas con yacimientos de hidrocarburos.

Y aunque se dice que los beneficios que ésta traería tanto para la economía mexicana como para los ciudadanos se comenzarían a ver hasta el 2018, en el año que termina se dieron los primeros movimientos de la apertura del mercado energético nacional.

“Necesitamos ajustar los modelos contractuales en exploración y en producción, y permitir la competencia en toda el área industrial del petróleo”, comentó Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía, durante una rueda de prensa en los días previos a su promulgación, el 20 de diciembre de 2013.

En dicha ocasión el funcionario manifestó que esta reforma traería una generación de al menos 500 mil empleos para el 2018 y más de 2 millones y medio para el 2025, y por concepto de inversiones petroleras el Producto Interno Bruto de la nación tendría un añadido de 1.5 por ciento.

NUEVO LEÓN EN EL MAPA
La entidad es uno de las regiones marcadas en el mapa energético nacional como las de mayor potencial, por contar con yacimientos de gas natural en la zona abarcada por la Cuenca de Burgos.

Esta Cuenca se estima acumula 393 billones de pies cúbicos de gas y 6 mil 300 millones de barriles de crudo no convencional, según la Administración de Información Energética (AEI, por sus siglas en inglés).

De esta manera, el papel que juega el Noreste del país en el futuro energético del país es fundamental, pues la Cuenca de Burgos abarca 10 municipios del estado; mientras que también incluye 12 de Tamaulipas y la misma cantidad para Coahuila.

“Nuevo León tiene gran relevancia en la cuenca por su participación en la producción y por ser una entidad con gran demanda de gas para algunas de sus industrias. Pero no sólo eso, sino principalmente porque en la cuenca se sitúan 10 de sus municipios, que comprenden a su vez mil 178 localidades”, señaló.

“En ella (en la Cuenca) ha sido descubierto y se encuentra en la primera fase de explotación el yacimiento de gas natural no asociado más importante de México, que actualmente aporta mil 440 miles de millones de metros cúbicos diarios de gas: 55 por ciento de la producción nacional de este tipo de energético y 24 por ciento de la producción nacional de gas”, indica un estudio de la Cámara de Diputados.

El estudio añade que la Cuenca de Burgos tiene una superficie con posibilidades prospectivas de explotación de 120 mil kilómetros cuadrados y sumaría a las de Sabinas y Piedras Negras. Incluso, señala que la importancia de este proyecto es tan grande que dará a México la posibilidad de satisfacer los requerimientos de la demanda actual, los que exija su crecimiento industrial y le permitirá exportar.

Por su parte, la AEI señala que esta zona del Norte del país cuenta con el potencial para convertirse en el centro de crecimiento, principalmente por la dimensión de reservas de gas no asociado con las que cuenta el subsuelo de la zona.

“La Cuenca de Burgos cuenta con la mayoría de las reservas de gas shale de México, algunas partes de Eagle Ford consideran que México es el prospecto con mayor potencial para la proliferación de gas natural”, indica la AEI.

La tercera convocatoria de la Ronda 1 que emitió la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) puso a concurso nueve campos de gas natural de la zona denominada Campos Burgos, entre ellos están los que pertenecen a Nuevo León: Peña Blanca, Carretas, Dunas, Mareógrafo, Benavides, Calibrador, San Bernardo y Anáhuac, mismos que se encuentran entre los municipios de Anáhuac, General Bravo y China.