Monterrey

Denuncian en Tampico la colusión entre cementeras para elevar precios

Buscan CMIC, Canacintra y Canaco evitar más alzas en la cotización del cemento.
TERESA MACÍAS
Corresponsal
12 mayo 2016 8:52 Última actualización 12 mayo 2016 8:56
Constructores

RECLAMO. Constructores señalan que las autoridades no han hecho nada al respecto pese a ser su obligación.

TAMPICO, Tamps.- Compañías cementeras en México están incurriendo en una colusión para elevar los precios del cemento, situación que afecta a toda la industria de la construcción, pues el precio de este producto pasó de 110 pesos el bulto a 170 pesos, señaló Benito Torres, miembro del Consejo de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Tamaulipas.

“Desde hace unos meses el precio del cemento ha subido en más de un 35 por ciento, pese a que si comparamos el precio de la tonelada con otros países, prácticamente Cemex y los otras empresas cementeras actúan como un oligopolio, porque están subiendo los precios del cemento en cifras fuera de toda razón, y fuera de todo razonamiento con la complicidad de las autoridades competentes”, dijo Torres.

Explicó que cualquier incremento de los materiales incide en el precio de la obra, ya sea vivienda, edificación, edificios, o cualquier tipo de infraestructura privada o de gobierno.

En el rubro de inversión privada, que es donde está habiendo más construcción, se siente este efecto, porque ante la falta de presupuesto de los tres gobiernos la inversión pública en este segmento es muy poca.

“La inversión que se está aplicando y la que está pagando los platos rotos con esos incrementos es la iniciativa privada y obviamente esto inhibe hasta cierto punto la velocidad o el monto a aplicar en proyectos diversos, sobre todo ahora ya que lo que más está afectado es el costo del cemento”, comentó el directivo.

Indicó el empresario de la construcción que las autoridades no han hecho nada al respecto pese a ser su obligación.

Agregó que al exportar el cemento, en el exterior la tonelada se vende a la mitad del precio de lo que cuesta en México.

“Vemos una sospechosa complicidad y un silencio de parte de las autoridades competentes, las cuales seguramente tienen arreglos en lo oscurito, afectando una vez más a la ciudadanía, porque al final las casas las compran los trabajadores que tienen los créditos y las compran más caras, es una cadena que también afecta a la constructora, porque se hacen menos casas al incrementar los precios y hay menos empleo y cae el crecimiento económico”.

Además, comentó que los combustibles y la energía que inciden en la fabricación de este material han bajado de costo.

Destacó que las demás empresas cementares han elevado el precio en un acuerdo con Cemex, la empresa más grande en México, que se ha visto obligada a encarecer el producto por los problemas que tiene de pagar deudas.

“Nosotros nos preguntamos qué culpa tiene el pueblo y los empresarios en que ellos no hayan sabido visualizar la economía y el entorno mundial y que ahora quieren que paguemos sus errores”, destacó.

Agregó que en la Cámara de la Construcción, la Canacintra y Canaco están haciendo reuniones para resolver este problema y armar una estrategia para contrarrestar a estas poderosas empresas.

“La experiencia que se tiene es que al querer importar cemento de otras latitudes te bloquean, no quieren competencia, tuvieron varios meses parado un barco con cemento y finalmente los inversionistas perdieron el caso y tuvieron que llevar su producto a otros países.

“A las empresas no les interesa pagar multas y no les afecta, con tal de presionar e inhibir el libre comercio en esta materia prima, haciendo uso de estrategias fuera del orden, acciones que no pueden hacer en otros países, pero que se atreven a hacerlo en México, con la complicidad de las autoridades ante la falta de acciones concretas”, concluyó.