Monterrey

Confirma la Sedec que IKEA pospone proyecto

La compañía fabricante de muebles planeaba construir un centro de distribución en el estado y una planta productora.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
18 marzo 2016 10:42 Última actualización 18 marzo 2016 10:50
Etiquetas
IKEA

PLAN. IKEA tenía proyectado invertir en la entidad 85 millones de dólares para la construcción de un centro de distribución y una planta donde generaría unos mil 300 empleos.

La compañía Ikea detuvo sus planes de fabricar un centro de producción y otro de distribución en Nuevo León, debido a que realizó un análisis y determinó que tiene suficiente capacidad en sus plantas actuales y no por falta de certidumbre, aseguró Fernando Turner Dávila, secretario de Desarrollo Económico del estado.

Visiblemente molesto, el funcionario explicó que “la compañía simple y sencillamente dijo ‘necesito poner una planta aquí’, hizo un análisis de sus plantas en todo el mundo, incluyendo Rusia y Estados Unidos, y dijo ‘tengo suficiente capacidad de producción de muebles, ahorita no me conviene poner una planta nueva’, simplemente fue eso”.

Añadió que, “la empresa dijo ‘me gustó mucho México, estoy muy agradecido del apoyo que nos dieron, muy impresionado de las capacidades de Nuevo León, vamos a hacer algo en el futuro, cuando necesitemos producción”.

Al señalarle que incluso el Secretario de Economía federal, Ildefonso Guajardo, ya había confirmado en una visita al estado la instalación de las operaciones de Ikea en la entidad, Turner Dávila respondió que “Ildefonso está en el Distrito Federal, si quiere preguntarle a Ildefonso, pregúntenle, yo les estoy diciendo lo que está pasando en Nuevo León”.

Sin embargo, corredores inmobiliarios argumentaron que la incertidumbre que prevalece en el estado, derivada de la negociación del gobierno estatal con la armadora KIA para un nuevo acuerdo, debido a que el área legal de la autoridad encontró irregularidades y faltas al marco regulatorio en el memorándum de entendimiento que firmó la armadora coreana con la anterior administración, fue un factor determinante para que la firma sueca replanteara sus planes en la entidad.

Al cuestionar a Turner Dávila sobre si eso habría influido, respondió que “ese rollo del gobierno y la armadora nada más ustedes –los medios de comunicación- y los diputados lo traen; en el mundo no existe ese problema”.

Y añadió “entiendan una cosa, la inversión extranjera son miles de empresas, y de esas miles unas dicen ‘lo que están haciendo –con KIA- es muy correcto porque a mí no me lo dieron, porque es absurdo que ustedes estén subsidiando a una empresa para que compita con otras, incluyendo a la armadora y nos pegue a nosotros’. Hay que entender, no es tan simple, tan absurdo, no es tan burdo”, explicó.

“Necesitamos encontrar la manera de explicárselo al público porque hay una desinformación de la chingada (sic)”, dijo.

Y remarcó “ustedes dicen la inversión extranjera ¿pues cuál? no existe, no tiene sindicato, no tiene una unión, no tiene un organismo único. No es lo mismo una empresa japonesa, que una china o que una americana, las empresas compiten entre sí.

“Si uno le da excesivos privilegios a una empresa le va a dar en la torre a otra competidora. ¿Usted cree que una empresa competidora de KIA va a estar muy contenta porque le está dando un subsidio de 500 dólares por coche? ¿No le preocuparía a usted, si fuera otra armadora? ¿No estaría usted más o menos a gusto con el estado de Nuevo León diciendo, ‘chingado‘ de perdido no están dando subsidios con los cuales me van a pegar a mi’?”, refirió.

Mencionó que con Ikea mantienen el impulso de los proveedores locales, para que sean incluidos en sus productos.

“Después van a poner, juntos, tiendas y planta cuando el momento sea oportuno. La proveeduría sigue, ya tenemos bastantes proveedores que estamos enrolando para que le suministren piezas y componentes a sus empresas en Estados Unidos”, explicó.

RENEGOCIAN CONVENIOS
Por otro lado, el funcionario dijo que recientemente renegociaron con unas 16 empresas, los convenios de colaboración por unos 300 millones de pesos que tenían con el Gobierno, para que éste pueda cumplir con ellos a futuro.

“Hay 15 o 16 convenios de colaboración con otras empresas, extranjeras la mayoría, donde se renegociaron o reestructuraron y se pasaron para años futuros, convenios que estaban vencidos y no cumplidos por el gobierno anterior, eso representaba 300 millones de pesos de dinero que se les debía a las empresas y que no se les había pagado desde el gobierno anterior”.