Monterrey

Afectación por Siderúrgica Linares ronda los 580 mdp

Imputación. Fuentes revelan que exfuncionarios estatales habrían avalado entrega de incentivos sin un convenio de por medio.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
20 junio 2016 8:34 Última actualización 20 junio 2016 8:44
PROYECTO

PROYECTO. En enero de 2013 autoridades municipales, estatales y federales colocaron la primera piedra de Siderúrgica de Linares.

En forma ilegal, por no respetar la Ley de Fomento a la Inversión y al Empleo, entre el 2013 y 2015 ex funcionarios de la administración de Rodrigo Medina entregaron cerca de 580 millones de pesos a Siderúrgica de Linares, de Grupo Lenomex, comentaron a El Financiero fuentes involucradas en este proceso que prefirieron conservar el anonimato.

“El daño patrimonial de este proyecto en particular ronda los 580 millones de pesos, es un dato aproximado por todos los recursos que se le dieron, aunque podría ser todavía un monto mayor”, señaló una de las fuentes.

Detalló que los recursos fueron entregados a través del Fideicomiso para el Desarrollo de la Zona Citrícola del Estado de Nuevo León (Fidecitrus), la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedec) y el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

“De inicio se les dio el dinero a través de dos cheques en la Tesorería, sin obrar ni siquiera una solicitud o convenio y ninguno de los pasos que establece la ley. Esa ilegalidad es lo que se está observando”, explicó.

Añadió que posteriormente se fueron sucediendo otros pagos y no se tenía una explicación de qué se estaba haciendo con ese dinero.

“La situación actual es que no se ha puesto ni siquiera un ladrillo en Linares. Ellos –Siderúrgica de Linares- solicitaron incentivos en tres bolsas diferentes, a Fidecitrus del 2013 al 2015, luego solicitaron directamente a la Secretaría de Desarrollo Económico, que les otorgó otros millones sin siquiera obrar un convenio hasta la fecha de por medio; pero además solicitaron recursos federales al INADEM, que le otorgó un dinero a la Siderúrgica”, comentó.

PARENTESCO FAMILIAR
Otra de las fuentes señalaron que Enrique Gutiérrez Garza, presidente de Grupo Lenomex, compañía que desarrolla el proyecto acerero, es pariente de Juan Francisco Livas Cantú, quien fuera director general de Fidecitrus, aunque no especificó en qué grado.

Uno de los consultados aseguró que Siderúrgica presentó algunos justificantes para el uso de los recursos, pero éstos están en revisión con autoridades de la administración actual de Jaime Rodríguez Calderón, destacando que los funcionarios de la anterior administración otorgaron recursos sin verificar el proyecto; revisar sus avances o rendir informes.

“Es claro, la legislación te marca que no puedes dar un peso del dinero público hasta que no hayas completado los ocho pasos de la ley, misma que culmina en la elaboración de un convenio”, dijo.

Señaló que al igual que con KIA, estos ilícitos se presentarán ante un juez.

“Por ahora, la empresa argumenta que no han iniciado el proyecto porque el Estado no ha cumplido con la infraestructura, pero al no haber acuerdo no existe obligación. El juez determinará si hubo delito o no de los ex funcionarios, mientras que la compañía deberá de regresar el dinero a las arcas estatales, si no fue aplicado correctamente. Lo mismo sucedería con lo otorgado por el INADEM.