Monterrey

A 5 años de su llegada al país, Hisense va por la cima en mercado de pantallas

En un lustro, se consolidó como la tercer marca más vendida en el país.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx
10 mayo 2016 9:31 Última actualización 10 mayo 2016 9:40
Hisense

CRECIMIENTO. Hisense llegó en 2011 a México, hoy planea desarrollar una planta para producir refrigeradores.

Durante este mes, la compañía Hisense cumple cinco años de haber llegado a México, donde irrumpió en el mercado de los televisores y en este corto tiempo ha logrado ubicarse como la tercera marca más importante en el país en el mercado de las pantallas.

David Gold, director de la compañía de origen chino, comentó que dentro de la dinámica que ha tenido la marca en el país, la zona Norte es fundamental para sus operaciones, donde cuentan con clientes regionales como Mueblería Elizondo.

“El territorio del norte es sumamente importante para Hisense, los consumidores del norte tienen una capacidad adquisitiva importante, y pues nuestra estrategia sigue siendo muy clara, queremos llegar a tener un televisor Hisense en cada casa en México”, dijo el directivo.

Dentro de su cartera de productos, Hisense produce smartphones, tablets, aires acondicionados para oficina, así como artículos de línea blanca; y es en este último rubro donde la empresa pretende apuntalar parte de su crecimiento en la región, pues planea abrir una planta para producir refrigeradores en el corto plazo.

“Estamos en planes bastante avanzados para establecer una planta de producción para refrigeradores. Nuevo León definitivamente se encuentra dentro de nuestro horizonte de ubicaciones”, indicó el directivo.

“Por tres razones: la capacidad instalada que ya tiene Nuevo León para esta industria, la mano de obra calificada y estratégicamente está muy bien ubicado, tanto para distribuir en el mercado nacional como para importar en Norteamérica”, dijo.

En el 2011, el primer año de operación en México, las ventas de Hisense ascendieron a 13 millones de dólares, mientras que durante el año pasado alcanzaron los 140 millones de dólares, explicó Gold.

“Nuestra penetración en cadenas muy importantes en México, como son Liverpool, Palacio de Hierro, Costco, Tiendas de Walmart, Coppel, Elektra”, indicó.

Motivados por ese desempeño, la empresa adquirió en junio de 2015 una planta productora de televisiones de la firma Sharp en Rosarito, a las afueras de Tijuana, con una capacidad de producción de 2 millones de unidades anuales.

Además de llegar a un acuerdo para distribuir dicha marca desde Norteamérica hasta La Patagonia, excluyendo Brasil.

“Estamos buscando incrementar esta capacidad de producción y llegar a más de 5 millones de televisores anuales”, comentó Gold.

Agregó que esperan que la producción de 2016, al menos un 35 por ciento sea para el mercado mexicano, y el resto para exportarse tanto a Canadá, Estados Unidos, Centro y Sudamérica y el Caribe.

“Estimamos que nuestra participación en el mercado mexicano irá creciendo, tenemos objetivos claros de ser una marca líder en México y tenemos mucho para crecer todavía”, dijo.

Señaló que en cuanto a los smartphones, la gama de productos que se distribuyen en México son dispositivos con tecnología 3G y 4G; tanto en “producto abierto” como a través de la compañía AT&T.