Mercados

Bolsas de México y NY, en sentidos opuestos

La de este jueves fue una jornada de saldos mixtos, con un ánimo de cautela por las expectativas con respecto a la crisis griega, y con una inesperada estadística del empleo en Estados Uidos por debajo de lo esperado.
Felipe Sánchez
02 julio 2015 16:10 Última actualización 02 julio 2015 17:12
 [Bloomberg] Los papeles de Urbi caen 9.87% en la Bolsa Mexicana de Valores a 4.290 pesos a las 12:40 local. 

[Bloomberg] Los papeles de Urbi caen 9.87% en la Bolsa Mexicana de Valores a 4.290 pesos a las 12:40 local.

Los mercados de México y Nueva York concluyeron por segundo día en sentidos opuestos: ayer ganancias en Wall Street y bajas en México, pero hoy un repunte en la plaza mexicana y declives moderados en Nueva York.

En parte la explicación deriva este día de un ánimo más precavido en Wall Street habida cuenta de que el viernes no habrá actividades en Estados Unidos por la celebración del Día de la Independencia.

Este día la noticia más importante fue la publicación de las cifras del empleo en Estados Unidos correspondientes a junio, menores a lo esperado por los analistas, mientras que en Europa prevaleció la incertidumbre con respecto a la crisis griega, lo que determinó pérdidas en la mayoría de las bolsas del Viejo Continente. Por ejemplo, la bolsa alemana se fue a la baja 0.73 por ciento; la francesa, 0.98, y la italiana, 1.43 por ciento.

En México, el índice de precios del mercado de valores nacional reportó al cierre un incremento de 0.55 por ciento a 45 mil 175.58 unidades. Cambiaron de manos 352.7 millones de acciones por medio de 197 mil 821 operaciones.


En la NYSE, el promedio Dow Jones disminuyó 0.16 por ciento a 17 mil 730.11 unidades, mientras que el índice S&P 500 concluyó con un pequeño declive de 0.03 por ciento a 2 mil 076.78 puntos. En el mercado Nasdaq la baja fue también pequeña, de 0.08 por ciento a 5 mil 009.21 enteros.


​En cuanto a los números del empleo en Estados Unidos, se contrajo la tasa de desempleo en junio, pero ello se debió a una reducción en el volumen de la fuerza laboral, más que a un incremento en los empleos generados.

Además, se crearon en el mes menos empleos de los previstos, con el extra de que el dato anterior se revisó a la baja. Datos desfavorables, pero con el lado positivo de que no presionan a la política monetaria de la Fed.