Financial Times

Política predomina en anuncios del Super Bowl

El tema de la restricción de permitir el ingreso a inmigrantes de varios países a EU estuvo en la mesa del debate durante el vibrante juego del Super Bowl de este domingo, en una clara oposición a la medida aplicada por Donald Trump.
Shannon Bond Financial Times
06 febrero 2017 19:39 Última actualización 07 febrero 2017 5:0
Airbnb. (People en Español)

Airbnb compró tiempo comercial para un anuncio que aparentemente era una respuesta directa a la orden ejecutiva del Presidente que prohibió la entrada de refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana. (People en Español)

El domingo, la política jugó un papel importante en el Super Bowl, conforme los anunciantes transmitieron mensajes celebrando la diversidad, la unidad y la inclusión, y hasta un chiste velado sobre el cabello de Donald Trump.

A pesar de que la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL, por sus siglas en inglés) y la cadena de televisión Fox, que transmitió el partido, estaban ansiosos por evitar la controversia, el tenso debate público sobre la inmigración y la identidad estadounidense formó parte del trasfondo del espectáculo, que resultó en la victoria de los Patriotas de Nueva Inglaterra sobre los Halcones de Atlanta 34-28 en el primer tiempo extra en la historia del Super Bowl.

Airbnb compró tiempo comercial para un anuncio que aparentemente era una respuesta directa a la orden ejecutiva del Presidente que prohibió la entrada de refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana. El anuncio mostraba una serie de rostros diferentes con un texto superpuesto que decía: “Creemos que no importa quién seas, de dónde vengas, a quién ames, o a quién le reces, todos pertenecemos. El mundo es más hermoso cuando aceptas más”.

Difundir anuncios con contenido político puede ser contraproducente para los anunciantes, que según informes, pagaron 5 millones de dólares por medio minuto de tiempo comercial en el partido de este año. Budweiser provocó un debate la semana pasada cuando reveló su comercial para el Super Bowl, el cual fue descrito como una celebración del sueño americano. La cerveza dejó atrás a los caballos y cachorros de años anteriores para presentar la historia del viaje de Adolphus Busch, el cofundador de Anheuser-Busch, cuando emigró a EU.

Budweiser insistió en que el anuncio no era un comentario sobre la situación actual, pero la representación de la discriminación que enfrentó Busch en su camino hacia establecer la compañía cervecera más grande del mundo fue abucheada por la derecha.

La experiencia inmigrante fue el tema de un anuncio de 84 Lumber, una empresa de construcción que este año se anunció por primera vez en el Super Bowl. El comercial muestra a una madre y su hija, hablando en español, que están intentando emigrar a EU.

Fox rechazó una versión anterior del anuncio que incluía la imagen de un muro fronterizo, uno de los pilares de la campaña de Trump. El anuncio final dirige a los televidentes a un sitio web para ver el comercial completo que termina mostrando cómo la familia llega al muro y encuentra una puerta para entrar.

Otras compañías mostraron escenas de una sociedad multirracial, lo cual fue especialmente relevante en medio de la polarización partidaria de la reciente elección presidencial. Coca-Cola transmitió un comercial de 2014 que muestra a diferentes personas cantando la balada “America the Beautiful” en diferentes idiomas.

Google también revivió un anuncio existente que muestra a familias multigeneracionales y multiculturales, que además incluye una bandera arcoíris. El comercial de Audi, el fabricante de automóviles, trataba sobre el tema de igualdad de retribución entre hombres y mujeres.

Hasta la NFL abordó el tema de unidad nacional, con un comercial que declara que “tal vez tengamos nuestras diferencias, pero reconocemos que hay mucho más que nos une”.

En un discurso antes del partido, Mike Sheldon, director ejecutivo de Deutsch, la agencia de publicidad que ha creado anuncios para el Super Bowl para la cerveza Busch y el fabricante Volkswagen, dijo que los anunciantes seguramente estaban balanceando los riesgos de abordar temas de sensibilidad política.

“Seguramente esta vez escucharemos muchos mensajes que comuniquen cosas como “estamos más unidos que divididos”, afirmó. “Este año el circo político fue enorme, atemorizante y divisivo”.

El humor, otra de las estrategias más utilizadas en los anuncios del Super Bowl, también jugó un papel estelar. It’s A 10 Haircare, un anunciante primerizo en el evento, transmitió un anuncio astuto, comenzando con un locutor entonando el mensaje: “América, nos esperan cuatro años de cabello horrendo. Así que tienen que poner de su parte para contrarrestar esta situación manteniendo su cabello en estado maravilloso”.

Un momento del partido que resultó ser menos político de lo que esperaban muchos televidentes fue el espectáculo de medio tiempo de Lady Gaga. Su actuación enfatizó el patriotismo y la inclusión.

También te puede interesar:

¿Deben los CEOs colaborar con Trump?

Trump, Europa, la OTAN y una alianza transatlántica

Palabras de Trump no crearán empleos