Financial Times

Peugeot confirma acuerdo millonario con Dongfeng y Francia

Se espera que el convenio ofrezca una necesitada inyección de capital para el grupo galo y sea el inicio de una mejoría en sus ventas fuera de Europa, sobre todo en Asia.
Michael Stothard y Henry Foy
19 febrero 2014 19:52 Última actualización 20 febrero 2014 5:0
Peugeot ha sido golpeada por una prolongada depresión en la demanda de autos en Europa.

Las ventas de la firma se contrajeron 2.4% (Bloomberg)

PSA Peugeot Citroën confirmó el miércoles un acuerdo para generar 3 mil millones de euros provenientes del fabricante de automóviles chino Dongfeng y del Estado francés, al reportar una reducción de sus pérdidas netas en 2013.

Según el acuerdo, Dongfeng y el gobierno francés inyectarán 800 millones de euros cada uno a cambio de un 14 por ciento de las participaciones en el fabricante de automóviles. También hay una emisión de 1.4 mil millones de euros en los que los accionistas y el mercado podrán participar.

París cree que el acuerdo no requerirá la aprobación de Bruselas, ya que las normas de competencia de la UE no consideran que la inversión pública en una empresa con las mismas condiciones que un inversionista privado sea una ayuda estatal.

Se espera que el acuerdo no sólo ofrecerá una necesitada inyección de capital para el grupo francés, que durante años ha estado quemando sus reservas de dinero en efectivo, sino que también sea el comienzo de una mejoría en sus ventas fuera de Europa, sobre todo en Asia.

“El fortalecimiento y la profundización de la cooperación industrial y comercial existente con Dongfeng, capitalizará en el éxito actual del grupo en el mercado de automóviles más grande del mundo”, dijo Peugeot.

Peugeot también anunció una empresa conjunta de préstamos automovilísticos con Santander, una línea de crédito de 2.7 mil millones de euros, y una asociación más profunda con Dongfeng –todo ello en un intento por dejarle a Carlos Tavares, jefe ejecutivo entrante, una pizarra limpia para cuando tome las riendas en marzo.

La confirmación de la alianza se reveló en el momento en que Peugeot reportó el miércoles un estrechamiento de la pérdida neta de 2.3 mil millones de euros en 2013, que fue menos de la mitad de la pérdida de 5 mil millones que se reportó en 2012, cuando el fabricante de automóviles se vio afectado por las amortizaciones de sus activos.

Las ventas de Peugeot para 2013 se contrajeron 2.4 por ciento en comparación con el año anterior a 54.1 mil millones de euros. El grupo también dijo que el consumo de efectivo el año pasado cayó un 86 por ciento, superando la meta de reducir la cifra a la mitad.

El acuerdo resultará en la dilución de la participación de 25 por ciento de la familia Peugeot y de 38 por ciento de sus derechos de voto; la familia tendrá los mismos porcentajes que Dongfeng y el gobierno. Ninguna de las partes tendrá una participación lo suficientemente grande como para vetar decisiones.

Este suceso marca el fin de una era para una familia que ha controlado al fabricante francés por 118 años, desde los primeros días de los automóviles a vapor en 1889, hasta una accidentada fusión con Citroën en 1975, y el modelo iOn completamente eléctrico de la actualidad.
El número de puestos de la familia en el directorio se verá reducido de cuatro a dos y Thierry Peugeot perderá su puesto como presidente. El gobierno francés y Dongfeng recibirán cada uno dos asientos en el directorio y habrá seis consejeros independientes.

Las negociaciones incitaron a divisiones dentro de la familia, con el presidente Thierry Peugeot argumentando que la compañía podría recaudar dinero sin la ayuda de Dongfeng; sin embargo Robert Peugeot, jefe de la compañía holding de la familia, apoyó la transacción.

Algunos analistas han arrojado dudas sobre la lógica detrás de la oferta de capital de Dongfeng, diciendo que el dinero no era el problema inmediato y que Peugeot hubiera podido vender otras partes de sus operaciones como Faurecia si necesitaba dinero.

Otros han dicho que la participación del Estado francés dificultará la reestructuración, aunque la mayoría aplaude la idea de fortalecer los vínculos industriales con Dongfeng para producir más automóviles en el sudeste asiático.

Las iniciativas de crédito con Santander están concebidas de forma que Banque PSA Finance pueda sostenerse sobre sus propios pies cuando las garantías gubernamentales por 7 mil millones de euros emitidas en 2012 expiren en 2016.

La alianza podría llevar a “elevar el dinero potencial” hasta a 1.5 mil millones de euros en 2018, dijo Peugeot.

Los accionistas actuales de Peugeot recibirán garantías impartiéndoles derecho a más acciones al mismo precio de 7.50 euros de la emisión reservada, un descuento de 40 por ciento de su valor de mercado, generando hasta mil millones además de los 3 mil millones de euros.

La compañía ya tiene una exitosa empresa conjunta con Dongfeng fabricando autos en China, pero está detrás de rivales como Fiat y Volkswagen en mercados como América del Sur, y Renault-Nissan en aprovechar el crecimiento del sudeste asiático.

El segundo fabricante de automóviles más grande de Europa en ventas, Peugeot ha estado tomando difíciles medidas de reestructuración para hacerle frente a sus cuantiosas pérdidas de explotación y consumo de efectivo, y ha estado tratando de obtener ayuda de Dongfeng y General Motors

También, te pueden interesar los siguientes artículos

México y el TLCAN a 20 años de vigencia

La Cumbre EU-México tendrá opiniones dividas sobre la frontera

​Apple, en busca de dignificar el origen de sus componentes