Financial Times

Apple, en busca de dignificar el origen de sus componentes

La más valiosa compañía de tecnología del mundo combina su poderío en la compra de componentes electrónicos y de comercialización con el fin de presionar a las fundiciones a obtener mejores materias primas.
Tim Bradshaw
13 febrero 2014 19:27 Última actualización 14 febrero 2014 5:0
[Existe una notable simetría entre la estrategia de Microsoft en su apogeo y la estrategia actual de Apple/ Bloomberg] 

La firma extiende la limpieza de su cadena de suministro más allá de las fábricas chinas. (Bloomberg)

Apple está extendiendo la limpieza de su cadena de suministro más allá de las fábricas chinas, llegando hasta las minas de África, por medio del uso de tácticas que incluyen “nombrar y humillar” con el fin de reducir la cantidad de “minerales de conflicto” que terminan en sus iPhones y iPads.

Al promocionar nuevas mejoras a las condiciones de trabajo en las fábricas que producen sus dispositivos, la más valiosa compañía de tecnología del mundo está ahora combinando su poderío en la compra de componentes electrónicos y de comercialización con el fin de presionar a las fundiciones a obtener materias primas más éticamente.

Jeff Williams, vicepresidente sénior de operaciones de Apple, dijo al Financial Times que el mes pasado fue la primera vez que se pudo comprobar que el tantalio utilizado en los condensadores y resistencias de sus dispositivos no provenía de las minas en regiones en conflicto.
La empresa ahora insta a auditorías “libres de conflicto” cada trimestre para los proveedores de oro, estaño y tungsteno al publicar una lista de todas las fundiciones de sus proveedores y su cumplimiento de las directrices para el abastecimiento ético.

Creemos que puede marcar una diferencia”, dijo el Sr. Williams. “Las fundiciones son un cuello de botella por el cual todo pasa. Si podemos verificar el mayor número de fundiciones [posible] gracias a la presión que ejercemos, tendremos una oportunidad real de ejercer una verdadera influencia en cómo se realizan las diversas actividades en el terreno”.

La industria electrónica se enfrenta a crecientes críticas de organizaciones de derechos humanos y a inminentes regulaciones de las autoridades financieras de EEUU por su amplio uso de minerales de conflicto extraídos de sitios controlados por violentas milicias en la República Democrática del Congo y las áreas cercanas.

Bajo las nuevas regulaciones Dodd Frank, algunas empresas estadounidenses, incluyendo Apple, están obligadas a proporcionar información a la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) sobre su uso de minerales en conflicto antes de una fecha límite de mayo.

“La forma más rápida para Apple de convertirse un usuario de materiales ‘libres de conflictos’ sería canalizar nuestra demanda a través de algunas fundiciones verificadas”, dijo Williams antes de la publicación de su informe anual titulado “Responsabilidad de los proveedores”.

“Pero honestamente, si hiciéramos eso, sería una gran demostración a nivel público, pero no afectaría en modo alguno a los trabajadores in sito. De modo que nos estamos centrando en reunir un número crítico de proveedores verificados de manera que realmente podamos influir en la situación de la demanda y cambiar la situación”.

Más de la mitad de tantalio del mundo fluye a través de la industria electrónica, dijo el Sr. Williams, por lo que es más fácil ejercer presión a lo largo de su cadena de suministro para reducir el uso de minas que se consideran “inaceptables desde el punto de vista de los derechos humanos”.

Sin embargo, para el estaño, tungsteno y oro, Apple y otras compañías tecnológicas son clientes más pequeños, y por lo tanto utiliza la táctica del escrutinio público para alentar el cambio.

La primera publicación de su informe trimestral nombró a 59 fundiciones ya aprobadas y 23 que estaban participando en el Programa de Fundición libre de conflictos.

Este plan está dirigido por la Coalición de Ciudadanía de la Industria Electrónica, una organización independiente que cuenta a Apple, Microsoft, IBM, HP, Sony y Dell entre sus miembros contribuyentes. No se conoce si otras 104 fundiciones, principalmente de procesamiento de oro y estaño, se adhieren a las directrices éticas.

Un informe elaborado por el grupo de investigación IHS en 2012 encontró que sólo el 11.3 por ciento de los fabricantes de componentes electrónicos proporcionan estos datos, pero empresas como Samsung y LG han intensificado recientemente sus esfuerzos por detallar sus fuentes de abastecimiento. El mes pasado, Intel dijo que estaba fabricando los primeros microprocesadores con oro, estaño, tantalio y tungsteno certificados como materiales libres de conflicto.

En otra parte de su informe anual de Responsabilidad de los proveedores, Apple reportó que el 95 por ciento de los más de 1 millón de trabajadores de sus proveedores se apegan a una semana laboral con un máximo de 60 horas de trabajo, en contraste con el 92 por ciento de hace un año.

Después de que la auditoría 2012 encontrara más de 100 casos de trabajo de menores de edad en 11 de las instalaciones de sus proveedores, el año pasado Apple encontró 11 casos activos y 12 casos históricos de niños menores de 15 años trabajando en ocho plantas.

El Sr. Williams dijo que estas mejoras fueron acompañadas por una instrucción más amplia de la salud, seguridad y condiciones de trabajo entre sus proveedores.

En un informe publicado en diciembre, la Asociación para el Trabajo Justo (FLA), que ha trabajado con Apple en el pasado para auditar a sus proveedores, encontró que Foxconn había puesto en práctica 356 de sus 360 recomendaciones para mejorar las condiciones de trabajo en tres fábricas chinas que fabrican productos para Apple.

La FLA encontró que se habían realizado “progresos constantes” en términos de horas de trabajo en las instalaciones, que se estima emplean 170,000 trabajadores, pero señaló que todavía “no cumplían con la legislación laboral china en relación con las horas de trabajo”.

También, te pueden interesar estos artículos

Yellen, el tapering y un G-20 moribundo

​La caída del peso fuerza el acaparamiento de la soya argentina

Cinco aplicaciones para mentes distraídas en el trabajo