Financial Times

¿Qué espera el mayor productor de shale del mundo?

EOG Resources, el mayor productor de shale estadounidense, espera que su rápido crecimiento de producción de los últimos años se detendrá en 2015, en la muestra más obvia hasta el momento de cómo la debilidad de los precios del crudo está afectando la industria.
Ed Crooks
19 febrero 2015 19:48 Última actualización 20 febrero 2015 5:0
FT. Mayor productor de esquisto en EU proyecta nulo crecimiento.

EOG está recortando el gasto de capital en aproximadamente un 40 por ciento este año. (El Financiero)

EOG Resources, el mayor productor de petróleo shale estadounidense, espera que su rápido crecimiento de producción de los últimos años se detendrá en 2015, en la muestra más obvia hasta el momento de cómo la debilidad de los precios del crudo está afectando la industria.

El jueves, la compañía les dijo a los analistas en una conferencia que estaba “escogiendo intencionalmente las ganancias antes que el crecimiento”.

Sin embargo, añadió que si los precios se recuperaran hasta aproximadamente 65 dólares por barril el próximo año, frente a los aproximadamente 50 actuales, podría reanudar el crecimiento “de dos dígitos” el próximo año.

EOG está recortando el gasto de capital en aproximadamente un 40 por ciento este año, frenando el desarrollo de sus reservas para evitar vender demasiado de su petróleo durante lo que podría ser un periodo de bajos precios de corto plazo.

Sus planes, que son similares a los de los otros principales productores de shale como Devon Energy, apuntan a una fuerte desaceleración del crecimiento de la producción de petróleo estadounidense, y posiblemente a una caída de la producción, este año.

Noble Energy, otra compañía estadounidense de exploración y producción, dijo el jueves que planea recortar su gasto de capital en un 40 por ciento este año y espera que su producción de petróleo estadounidense aumente alrededor de un 4 por ciento en promedio del año 2014 al año 2015.

EOG ha sido uno de los mayores éxitos de la bonanza del petróleo de shale estadounidense, al aumentar su producción de crudo casi cuatro veces durante el periodo 2010-2014.

Sin embargo, el miércoles, al especificar sus planes y reportar sus ganancias del año 2014, la compañía dijo que espera que su producción de petróleo estadounidense esté en el rango de los 264,000 a 293,000 barriles diarios este año – casi lo mismo que el promedio de 282,000 barriles diarios que reportó para 2014.

Jonathan Wolff, de Jefferies, estimó que para finales del año, la producción estadounidense de EOG se encontraría a una tasa 7 por ciento inferior que a finales de 2014.

Esa abrupta desaceleración contrasta fuertemente con el año pasado, cuando su producción estadounidense aumentó en un 33 por ciento. Wolff escribió en una nota que EOG había hecho “exactamente lo correcto”, pero que sus planes serían una decepción para su “base de accionistas orientados al crecimiento”.

El jueves, las acciones abrieron a alrededor de 9 por ciento a la baja, pero rápidamente se recuperaron y ya entrada la mañana en Nueva York se encontraban a un 2 por ciento a la baja, en 93.16 dólares.

EOG es una de las compañías de exploración y producción más financieramente sólida de Estados Unidos, con un rendimiento del capital que es significativamente mayor y deudas que son significativamente menores que la media de la industria.

Sin embargo, al igual que sus rivales, está desacelerando su actividad de perforación de forma dramática en respuesta a los precios más bajos.

Reducirá el número de plataformas de perforación que tiene en funcionamiento este año a la mitad – a 27 – y se enfocará en el desarrollo de sus prospectos más rentables en sus áreas centrales del yacimiento de esquisto de Eagle Ford y la Cuenca del Delaware, ambas en Texas.

El yacimiento de shale Bakken de Dakota del Norte sigue siendo un área central para la compañía, pero se le asignará menos capital, añadió EOG, y contará con sólo 25 pozos completados este año, en comparación con los 59 del año pasado.

Debido a que sus préstamos son relativamente bajos, con deudas netas de 3.8 mil millones de dólares a finales del año pasado, o sólo el 43 por ciento del beneficio subyacente del año 2014 antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, EOG aún no se está viendo obligada a estabilizar sus finanzas.

La compañía argumenta que probablemente obtenga mayores ingresos si deja parte de su petróleo en el suelo durante más tiempo.

Debido a que la mayor parte de la producción total de un pozo de shale se produce generalmente en el primer año, los precios a corto plazo son de gran importancia para la economía de los pozos.

La más reciente presentación de EOG para los inversionistas sugiere que si los precios del petróleo se recuperan de 45 hasta 75 dólares por barril, esperar seis meses para iniciar la producción de un pozo mejoraría su tasa de rentabilidad después de impuestos en aproximadamente 25 puntos porcentuales.

Sus ejecutivos dijeron en la conferencia a los inversionistas que si los precios se llegaran a recuperar hasta los 65 dólares por barril, podría lograr rendimientos “muy altos” del capital y cubrir sus gastos en pozos con sus flujos de efectivo, lo que posibilitaría reanudar el crecimiento de la producción.

También, te pueden interesar estos artículos

Homeopatía, el sarampión y el reinado de lo absurdo

Esperanzas desequilibradas para la economía mundial

No se trata sólo de reformas, se debe restaurar confianza: Videgaray