Financial Times

Goldman Sachs se vuelve muy aburrido

Si los financieros o los enojados políticos quieren experimentar algo más emocionante en las finanzas actuales, debieran dirigir su atención hacia los gestores de activos, en particular hacia los bancos en la sombra.
Gillian Tett
21 abril 2016 19:36 Última actualización 22 abril 2016 5:0
FT. Goldman Sachs se vuelve aburrido.

¿Se trata sólo de una caída temporal? Los financieros definitivamente esperan que así sea. (El Financiero)

Hace una década, Goldman Sachs reportó que el rendimiento sobre el capital (ROE, por sus siglas en inglés) de sus accionistas comunes había alcanzado un deslumbrante 39.8 por ciento. Simbolizaba una edad dorada: en 2006, mientras que los mercados estaban experimentando una bonanza, el poder — y las ganancias — de los grandes bancos parecían imparables.

¡Cómo cambian los tiempos! Esta semana, los bancos de EU revelaron resultados desalentadores, con las ganancias de los cinco mayores bancos cayendo un 16 por ciento interanual. Pero Goldman estaba en una situación aún peor: la utilidad neta fue 56 por ciento menor, mientras que el rendimiento sobre el capital, una medida clave de la rentabilidad, fue del 6.4 por ciento, incluso por debajo de la media del sector en 2015, la cual fue del 10.3 por ciento.

Un banco que alguna vez fuera tan experto en ‘succionar’ ganancias, por lo cual se le llamó “calamar vampiro” (cortesía de la revista Rolling Stone), está produciendo rendimientos más comúnmente asociados con una empresa de servicio público. La frase “babosa aplanada” puede parecer apropiada.

¿Se trata sólo de una caída temporal? Los financieros definitivamente esperan que así sea. Después de todo, ellos señalan, que los resultados de esta semana presentaron algunos puntos ligeramente más optimistas. Ninguno de los bancos de EU realmente se fue a la ruina durante el primer trimestre del año, a pesar de que los mercados oscilaron de manera dramática; las reformas posteriores a la crisis han mejorado los controles de riesgo y las reservas.

Mientras tanto, la banca en EU parece estar más saludable que en Europa, donde el proceso de reforma ha sido más lento. La calidad crediticia de los bancos estadounidenses, fuera del sector energético, no parece alarmante. Los márgenes de interés netos están aumentando ligeramente, después de numerosos años de descenso, debido a que la Reserva Federal (Fed) ha elevado las tasas.

Es probable que los resultados del último trimestre hayan estado deprimidos por problemas geopolíticos temporales, como la incertidumbre empresarial sobre el “Brexit “; las elecciones en EU; los precios del petróleo; y la economía china. Una vez que esta intranquilidad desaparezca a finales de este año, los rendimientos pueden recuperarse; los analistas anticipan que el rendimiento sobre el capital de Goldman, por ejemplo, se elevará a cerca de un 10 por ciento a finales de este año.

Si los financieros o los enojados políticos quieren experimentar algo más emocionante en las finanzas actuales, debieran dirigir su atención hacia los gestores de activos, en particular hacia los bancos en la sombra.

Ahí es donde algunos financieros todavía están obteniendo rendimientos de un 40 por ciento. En el aburrido mundo de hoy en día, pocos tienen mucho de qué presumir, especialmente si solían trabajar en la firma.

También te puede interesar:

Una tercera opción para resolver la crisis en Venezuela

Ciudad de Río ‘prácticamente lista’ para los Juegos Olímpicos

Los brasileños empiezan a clamar: fuera todos