Financial Times

Fabricantes de teléfonos inteligentes definen estrategias

La combinación de una ya alta posesión de teléfonos inteligentes y la falta de innovación real significa que pocas personas sienten la necesidad de comprar nuevos aparatos telefónicos, lo cual hace que el lanzamiento de modelos más modernos, que fue crucial en su momento, ya no sea tan importante para los ejecutivos.
Daniel Thomas

16 junio 2014 18:40 Última actualización 17 junio 2014 5:0
T Mobile. (Bloomberg)

Las ventas de teléfonos inteligentes se está frenando en Europa Occidental y en EU.. (Bloomberg)

El crecimiento de las ventas de teléfonos inteligentes en países desarrollados se está frenando o incluso ya ha alcanzado su nivel máximo, según muestran investigaciones, lo cual da más impulso a los cambios estratégicos, por parte de compañías como Apple y Samsung, hacia servicios, contenido y productos como los dispositivos de vestir.

La combinación de una ya alta posesión de teléfonos inteligentes y la falta de innovación real significa que pocas personas sienten la necesidad de comprar nuevos aparatos telefónicos, lo cual hace que el lanzamiento de modelos más modernos, que fue crucial en su momento, ya no sea tan importante para los ejecutivos de las empresas de telecomunicación.

Las ventas de teléfonos inteligentes ya han alcanzado su nivel máximo este año en Corea y Japón, según el grupo analista IDC, mientras que el crecimiento se está frenando en Europa Occidental y en EU.

“Mientras crece la penetración, los envíos de teléfonos inteligentes continúan sufriendo de un crecimiento más lento e incluso disminuirán pronto. Algunos países europeos ya han sufrido disminución de envíos,” dijo Francisco Jeronimo, director de investigaciones de IDC.

“Esto será un reto para la mayoría de los principales vendedores ya que los ingresos disminuirán rápidamente, y será un problema para aquellos vendedores que no tienen ganancias. Sus cuotas de mercado no les permitirán compensar los menores ingresos y márgenes operativos con mayores volúmenes”.

Aunque los mercados desarrollados continúan siendo importantes –principalmente porque los clientes son más leales y a menudo pueden costear productos de primera línea– IDC pronostica una curva plana de envíos hacia estos países durante los próximos cinco años.

Esto marcará una divergencia entre los volúmenes vendidos en las economías desarrolladas y en las emergentes, donde las ventas de teléfonos inteligentes siguen incrementando rápidamente ya que más personas utilizan las redes móviles como su acceso primario al Internet. Asia y África generarán una mayor cuota de ventas mundiales en 2020, por lo que compañías como Apple han demostrado mucho interés en incrementar los números de clientes en esas regiones.

China representará casi un tercio de los envíos de teléfonos inteligentes para el año 2018, según IDC –lo cual la convierte en el mercado de teléfonos móviles más valioso del mundo– mientras que los envíos serán más del doble desde ahora hasta 2018 en mercados como la India, Indonesia y Rusia.

Sin embargo, estos mercados también están dominados por teléfonos inteligentes Android de bajo costo que ofrecen funciones similares a las que ofrecen los dispositivos más caros de Apple o Nokia. Esta tendencia también está ocurriendo en los mercados occidentales, de acuerdo con los analistas, en los que una serie de nuevos proveedores, como la francesa Wiko, se han unido a marcas asiáticas más baratas como Huawei y ZTE.

El cambio en el mercado está teniendo un impacto en las estrategias de los operadores en países como el Reino Unido, donde las ventas de teléfonos inteligentes a través de los principales operadores móviles se redujeron 25 por ciento en los 12 meses hasta marzo, según datos compilados por GFK, vistos por el Financial Times.

Por otra parte, los contratos de “sólo SIM” crecieron 9 por ciento, conforme más personas se cambiaron de contratos de teléfonos inteligentes a tarifas más baratas utilizando aparatos que ya poseían.

Los operadores están cambiando su mercadotecnia para destacar la calidad de las redes o competir en la cantidad de datos disponibles y servicios tales como la televisión o transmisión de música gratuita, según un ejecutivo de telecomunicaciones. Esto indica que los operadores de redes ya no sólo quieren ser simples portadores para los dispositivos de otras compañías.

“Estamos tratando de resaltar el papel de la calidad de la red y la cobertura”, dice, señalando que el tipo de ventaja adquirida por el contrato exclusivo de venta de O2 por el primer iPhone en el Reino Unido ya no es posible. “No hace mucho tiempo, sólo se trataba de hacer llegar el iPhone más moderno a las manos de alguien.” Los operadores le han dicho a IDC que sus clientes se preocupan menos por la marca si pueden conseguir un dispositivo a mitad de precio con un buen diseño, un buen rendimiento y una buena cámara.

El cambio en el mercado significa que los fabricantes de teléfonos móviles se enfrentan a intentar desarrollar un nuevo concepto “disruptivo”, o a únicamente adicionar valor incremental mediante la reducción de precios. Esto, dice el ejecutivo, explica por qué Apple, Samsung, Sony, LG, Huawei y otros han desarrollado, o se rumora que están desarrollando, dispositivos de vestir, tales como relojes inteligentes.

“El mercado del hardware ya está abierto para cualquiera –la misma calidad de componentes está disponible a precios bajos– por lo que ahora se trata de lo que se puede construir en la cima”, añade. “Los vendedores principales como Samsung están intentando diversificar su cartera de productos mediante la explotación de nuevas demandas en categorías afines, tales como los dispositivos de vestir y los servicios de televisiones conectadas”.

También, te pueden interesar los siguientes artículos

Budweiser presiona a FIFA por las denuncias sobre Qatar

Una lección de primaria sobre las bonificaciones de los ejecutivos

Las tarjetas de presentación son un ritual que perdurará