Financial Times

EU a punto de dejar de ser importador neto de energía

La perspectiva energética anual de la Administración de Información Energética constató que las importaciones netas de energía de Estados Unidos se reducirían a cero para el año 2028 bajo su caso base.
FT. EU a punto de dejar de ser importador neto de energía.

Las compañías han comenzado a exportar parte de la abundancia energética estadounidense a pesar de las restricciones. (El Financiero)

EU está a punto de dejar de ser un importador neto de energía por primera vez desde la década de 1950 conforme el abundante combustible fósil nacional y las medidas de eficiencia restablecen las relaciones del país con los proveedores mundiales, según ha dicho un analista del gobierno.

La perspectiva energética anual de la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés) constató que las importaciones netas de energía se reducirían a cero para el año 2028 bajo su caso base – o en tan sólo cuatro años si los precios del petróleo o los recursos petroleros exceden con creces los pronósticos.

La perspectiva anual fue la primera de la agencia desde que los mercados petroleros comenzaron a derrumbarse el año pasado, disminuyendo los precios a sus niveles mínimos en seis años. En su caso base, el crudo Brent se mantendría por debajo de 80 dólares por barril hasta el año 2020, muy por debajo de su proyección de hace un año. El marcador internacional del petróleo fue de 58.72 dólares por barril el martes, lo que representa un aumento del 1.4 por ciento. Las compañías han comenzado a exportar parte de la abundancia energética estadounidense a pesar de las restricciones, como la prohibición de cuatro décadas sobre las exportaciones de petróleo crudo. Cheniere Energy planea iniciar la licuefacción del gas natural estadounidense para la exportación en una terminal de Louisiana este año.

Las refinerías de petróleo, como Valero, están exportando cantidades históricas de productos refinados del petróleo como el diesel, mientras que BHP Billiton y otros productores han comenzado a exportar petróleo condensado ultraligero después de que la Casa Blanca relajó la prohibición de exportación de crudo.

El déficit comercial energético estadounidense se ha reducido en un 54 por ciento desde su máximo de $416 mil millones en 2008.

Adam Sieminski, administrador de la EIA, dijo: “Con el crecimiento continuo de la producción de petróleo y el gas natural, el crecimiento del uso de las energías renovables, y la aplicación de la eficiencia del lado de la demanda, las proyecciones muestran que existe el potencial de eliminar las importaciones netas de energía de EU en el período de 2020 a 2030”.

Debido al apetito de petróleo crudo por parte de las refinerías, EU sigue siendo un gran importador neto de petróleo con un volumen de barriles de casi 5 millones por día. La EIA dijo que en dos circunstancias, ya sea con mayores precios del petróleo o con mayores recursos petroleros, EU se convertiría en un exportador neto de petróleo en 2021.

Las compañías perforadoras estadounidenses han desactivado plataformas en respuesta a la caída de los precios del petróleo, lo cual ha creado expectativas de que la producción estadounidense de crudo se estabilizará este año. Pero a más largo plazo, la EIA contempló “un fuerte crecimiento continuo de la producción doméstica de petróleo crudo” de formaciones de esquisto hasta 2020.

El martes, el Fondo Monetario Internacional hizo eco de las perspectivas de una producción fuerte, al examinar los efectos de la reducción de los precios en su Panorama Económico Mundial. Concluyó que una reducción del 1 por ciento en la inversión petrolera se asociaba a una disminución del 0.4 por ciento en la producción de las tendencias imperantes, pero sólo después de cinco años.

“Se espera que el crecimiento de la producción de petróleo no se reduzca de manera significativa en el corto plazo como resultado de la reciente caída de los precios del petróleo”, dijo el FMI.

También te puede interesar

El cielo es el límite para Amazon Web Services

El ascenso de las impresoras 3D

El proceso de contratación funciona al revés