Financial Times

Erario engrosa con campaña contra evasión de impuestos

Cientos de millones de dólares de impuestos están llenando los erarios nacionales a través del mundo, conforme los gobiernos ofrecen a los evasores una última oportunidad para poner al corriente sus cuentas no declaradas.
FT. Erario engrosa con campaña contra evasión de impuestos.

Muchos gobiernos presionan con éxito a sus ciudadanos para que regresen los fondos que tienen en el extranjero. (El Financiero)

Cientos de millones de dólares de impuestos están llenando los erarios nacionales a través del mundo, conforme los gobiernos ofrecen a los evasores una última oportunidad para poner al corriente sus cuentas no declaradas.

Decenas de miles de contribuyentes que tienen fondos fuera del país están reportando sus finanzas voluntariamente adelantándose a las reglas de transparencia que permitirán que las autoridades fiscales revisen cuentas secretas en el extranjero.

La OCDE, basada en París, dijo la semana pasada que muchos transgresores se enfrentaban a la “última ventana de oportunidad” para revelar esa información. Docenas de países comenzarán a intercambiar archivos sobre impuestos automáticamente en 2017 como parte de una orquestada campaña global contra la evasión, exponiendo a los contribuyentes que no cumplan a un riesgo sin precedentes de acción penal.

La presión ha aumentado desde que varios países anunciaron que los programas de amnistía parcial para los evasores que divulguen su información financiera — conocidos como ‘divulgación voluntaria’ — se limitarán o se cerrarán.

Sudáfrica está programando cerrar su oficina de divulgación voluntaria el 12 de agosto después de anunciar el mes pasado que planeaba enviar cartas de auditoría a clientes de HSBC en Suiza, que fue el centro de una tormenta política sobre evasión de impuestos en febrero. El Reino Unido va a cerrar sus oficinas al inicio del año entrante.

Las nuevas reglas de transparencia fueron disparadas por escándalos en EU, que provocaron que Washington forzara a los bancos extranjeros a proporcionar información sobre posibles transgresores de acuerdo a la Ley de Cumplimiento Fiscal de Cuentas en el Extranjero de 2010 (FATCA, por sus siglas en inglés). Conforme los gobiernos a través del mundo respondieron a la molestia pública sobre la evasión en sus propias jurisdicciones, presionaron para tener medidas similares, por lo que 93 países firmaron un convenio el año pasado para compartir información sobre cuentas bancarias de particulares.

Adelantándose a recibir la información de los bancos, muchos gobiernos han estado presionando con éxito a sus ciudadanos para que regresen los fondos que tienen en el extranjero.

Entre las movidas más recientes se encuentra la ley aprobada por la Duma en Rusia para un programa de divulgación voluntaria para todos los ciudadanos rusos independientemente de su residencia fiscal.

El ministerio de finanzas francés dijo en marzo que esperaba reunir 2 mil millones de euros debido a su campaña en el extranjero, similar a lo reunido en 2014. El programa de divulgación voluntaria en Alemania fue utilizado por casi 40,000 contribuyentes en 2014, aumentando sus ingresos fiscales en 1.3 mil millones de euros. Bélgica obtuvo ingresos de 1.9 mil millones de euros de 22,000 personas en 2013.

Un plan en el Reino Unido recaudó poco menos de 1.1 mil millones de euros a raíz de 5,819 divulgaciones para el fin de marzo, mientras que en los cinco años desde 2009, las autoridades de EU obtuvieron 6.5 mil millones de dólares en impuestos, intereses y multas a raíz de 45,000 divulgaciones voluntarias.

Pero a pesar de las grandes cantidades recibidas por las iniciativas de divulgación voluntaria — con un total de 37 mil millones de euros en los cinco años que se cumplieron en 2014, según los estimados de la OCDE — algunos críticos arguyen que las cantidades no han justificado las nuevas reglas del intercambio automático de información.

Mark Matthews de la firma de abogados Caplin & Drysdale, anteriormente un oficial comisionado del IRS en EEUU, sonaba escéptico acerca de los ingresos de esta campaña en el extranjero. “Pensarías que es una ‘olla de oro’ y que el presupuesto de todos estaría balanceado si sólo buscáramos a los tramposos fiscales en el mundo. No creo que sea así”.

Achim Pross de la OCDE dijo que había advertido a los países que no fueran demasiado duros con respecto a amenazar con prisión a los contribuyentes que se acercaran voluntariamente. El club de las naciones ricas también dejó de implementar medidas que podrían resultar en que los particulares fueran sujetos a pagar cuentas de impuestos que excedieran el valor del capital que hubieran revelado. “Al tomar un camino más pragmático, es posible que los países construyan puentes que faciliten el cumplimiento”, añadió.

Diferentes grupos han apoyado las nuevas reglas pero han notado algunas salvedades potenciales — como la exclusión de cajas de seguridad — y han levantado el temor de que los países en desarrollo no podrán participar debido al costo de implementar este régimen.

Sin embargo, la campaña contra la evasión no ha detenido el crecimiento de la inversión privada en los centros extranjeros.

También te puede interesar:

Inversionistas extranjeros se apoderan de bonos mexicanos

Menos demanda en otoño presionará más al petróleo

‘Nueva economía’ acaba con carreras vitalicias