Financial Times

Menos demanda en otoño presionará más al petróleo

La demanda de petróleo se encamina hacia su pausa de temporada a medida que los conductores vuelven de los viajes de verano por carretera, el aire acondicionado se apaga, y las refinerías en el mundo hacen mantenimiento antes del invierno, eliminando factores que impactaron el aumento de los precios en los últimos meses.
Anjli Raval
05 agosto 2015 19:17 Última actualización 06 agosto 2015 5:0
FT. Menos  demanda en otoño presionará más al petróleo.

Los precios probablemente caerán aún más después de la disminución del 20% en julio. (El Financiero)

Si julio fue un mes tórrido para los alcistas de petróleo, tendrán que prepararse para más turbulencias.

La demanda de petróleo se encamina hacia su pausa de temporada a medida que los conductores vuelven de los viajes de verano por carretera, el aire acondicionado se apaga, y las refinerías en el mundo hacen mantenimiento antes del invierno, eliminando factores que impactaron el aumento de los precios en los últimos meses.

Eso podría poner aún más presión sobre el precio del petróleo después de su caída del 20 por ciento en julio.

“Parece sombrío”, dice Ehsan ul-Haq, analista de petróleo de KBC Energy Economics. “Hasta que no veamos algunas señales de demanda de invierno no estoy seguro de que se sostenga el precio a la alza”.

El mes pasado cayeron los precios conforme la producción de los países de la OPEP se elevó a niveles récord, mientras que la producción de esquisto estadounidense siguió mostrándose resistente ante los precios más bajos. La crisis en Grecia, la caída del mercado bursátil chino y un dólar estadounidense más fuerte se combinaron para agregar presión adicional a los precios.

En agosto el desplome no ha cesado: el crudo Brent — el punto de referencia internacional — cayó por debajo de 50 dólares por barril esta semana por primera vez desde enero. El marcador estadounidense, West Texas Intermediate, cayó a US$45 por barril, el nivel más bajo desde marzo.

Expertos de la industria de petróleo dicen que el cambio más significativo de la industria petrolera en una generación está todavía en curso, mientras que el mercado aprende a adaptarse a las posibilidades de los suministros de esquisto en EU. Se están atrincherando durante un período prolongado de precios bajos, que han caído a menos de la mitad en un año mientras que el mercado se inundado.

El exceso de oferta puede ser visto a nivel mundial y abarca desde el petróleo crudo hasta los combustibles refinados como el diésel y la gasolina. Los bajos precios del crudo y una temporada de aumento de demanda de combustibles de automoción han llevado a las refinerías a funcionar a capacidad en los últimos meses, lo que podría alargar su tiempo de inactividad para mantenimiento de este trimestre.

Las refinerías estadounidenses han reducido las tasas de ejecución en un promedio de 6.4 por ciento entre julio y octubre en los últimos cinco años, según datos del Departamento de Energía de EU. Ése sería el equivalente de más de un millón de barriles diarios de la demanda de crudo de EU en los niveles actuales. Los inventarios totales de crudo y combustibles refinados de EU alcanzaron ya el nivel más alto desde que comenzaron los registros.

IHS Energy, una firma consultora, estima que la producción de petróleo de EU tendría que caer por lo menos el 5 por ciento a alrededor de 9 millones de barriles diarios para comenzar a utilizar el exceso de crudo, que en ocasiones ha ascendido a más de 2 millones de barriles diarios este año.

“Para que la producción de EU caiga lo suficiente para usar sensiblemente el superávit global, se tendrían que mantener los precios entre 40 y 30 dólares durante un tiempo”, añade IHS Energy.

Los inventarios europeos en instalaciones de almacenamiento claves también están en máximos históricos, los suministros de Singapur de combustibles refinados se encuentran en niveles vistos por última vez en 2011, y el cubo de almacenamiento estratégico Saldanha Bay en Sudáfrica se está llenando.

Dejando de lado los cierres por mantenimiento, las refinerías también se están preparando para un período de márgenes más bajos después de un fuerte primer semestre este año.

El mayor refinador de Japón, JX Nippon Oil & Energy Corporation, ha dicho que recortará la cantidad de crudo que procesará en agosto ya que el inventario de productos refinados sigue alto. Formosa de Taiwán también está haciendo reducciones.

Grandes volúmenes de crudo destinados para Asia han tenido que encontrar hogares alternativos últimamente. Los comerciantes chinos están revendiendo cargas, un poco de petróleo de Angola ha entrado en almacenamiento, mientras que un petrolero de crudo del Mar del Norte, que navegaba a Corea del Sur se detuvo bruscamente fuera de Portugal esta semana, antes de cambiar su destino hacia el Reino Unido.

“Éste no es un movimiento normal y no augura nada bueno para el crudo del Mar del Norte que depende de los envíos a Asia para despejar el superávit”, dice Olivier Jakob de la consultora Petromatrix.

Los analistas de BMI Research dicen que el Brent ahora podría caer por debajo de los 45 dólares por barril que alcanzó en enero.

También te puede interesar:

‘Nueva economía’ acaba con carreras vitalicias

¿Es América Latina un mercado emergente o ‘sumergente’?

¿Y qué pasó con las negociaciones del TPP?