Financial Times

¿Cómo sería la vida fuera de la Unión Europea?

El referéndum de junio próximo es la decisión política más importante para el pueblo británico en una generación. Todas las partes deben participar en discusiones de fondo.
FT View
18 abril 2016 20:36 Última actualización 19 abril 2016 5:0
FT. ¿Cómo sería la vida fuera de la Unión Europea?

El análisis del Tesoro de lo que implicaría abandonar la UE exige una respuesta seria. (El Financiero)

Mientras el pueblo británico se prepara para votar en el referéndum UE el 23 de junio, lo primero que deberían tener en cuenta es la implicación económica de abandonar la Unión Europea. Al público se le deben dar tantos detalles como sea posible sobre los costos y beneficios de la membresía para que puedan tomar una decisión informada. A tal efecto, el Tesoro del Reino Unido ha publicado un informe sobre las consecuencias a largo plazo del abandono del bloque económico. Su análisis no deja dudas de que es de un gran interés económico para Gran Bretaña mantener su adhesión a la UE.

El informe del Tesoro afirma que abandonar la UE traería como consecuencia que la producción podría llegar a ser aproximadamente 6 por ciento menor que lo que de otra forma podría haber sido para el año 2030. Indica que esto equivaldría a un costo anual para los hogares británicos de 4,300 libras (6,138 dólares), una carga muy pesada para muchas familias.

Mientras encabeza el argumento económico que se opone a abandonar el bloque económico, George Osborne — miembro conservador del parlamento y canciller de la Hacienda — insiste en que el Reino Unido quedaría permanentemente más pobre si abandona la UE. Por supuesto, el canciller está expresando la política del gobierno. No obstante, su departamento ha producido una obra creíble y confiable.

Existe cierto margen para criticar el análisis del Tesoro. La predicción de las condiciones de la economía del Reino Unido dentro de una década y media sólo puede ser una estimación aproximada que contiene un margen de error. Pero a diferencia del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Tesoro nunca ha sido una institución ‘eurófila’.

Las conclusiones del Tesoro acerca de las consecuencias económicas de abandonar la UE son acordes con la opinión de casi todos los organismos económicos respetables, empezando por el Fondo Monetario Internacional. La salida de Gran Bretaña de la UE provocaría un largo período de incertidumbre sobre su acceso al mercado único de 500 millones de personas. Después de abandonar el bloque económico, el Reino Unido podría intentar mantener el acceso al mercado copiando los acuerdos comerciales alcanzados por Noruega y Canadá o confiando en su afiliación a la OMC. Pero, como sostiene el Tesoro, cada una de estas opciones reduciría significativamente la apertura del Reino Unido al comercio y la inversión y disminuiría la productividad británica.

La campaña a favor de la salida del Reino Unido de la UE ha respondido mezclando el historial del Tesoro y los motivos del gobierno. El exministro del gabinete John Redwood argumentó que el Tesoro ha tenido un mal historial de proyección económica, y que es imposible conocer las condiciones de la economía británica en el año 2030.

Estas tácticas son deliberadamente evasivas. No sirven como respuesta seria a la pregunta económica central en esta campaña: ¿cómo sería la vida fuera de la UE?

La campaña a favor de la salida del Reino Unido de la UE no ha podido explicar claramente qué tipo de régimen comercial prefiere después de la salida de la UE. Afirma que Gran Bretaña podría mantener el acceso al mercado único sin cumplir las obligaciones que ello conlleva respecto a la libre circulación de personas. Este desprecio por la realidad política se asemeja a la retórica ignorante de Donald Trump.

El referéndum de junio próximo es la decisión política más importante para el pueblo británico en una generación. Todas las partes deben participar en discusiones de fondo. El informe del Tesoro es un contrapunto útil en un debate con una creciente carga política, especialmente dentro de un dividido partido conservador. Si los partidarios de la salida del Reino Unido de la UE no pueden responder abordando directamente los problemas, no merecen que se les tome en serio.

También te puede interesar:

Una tercera opción para resolver la crisis en Venezuela

Ciudad de Río ‘prácticamente lista’ para los Juegos Olímpicos

Los brasileños empiezan a clamar: fuera todos