Financial Times

Baja en precio del petróleo reducirá los costos del gas shale

Debido a la caída de los precios del petróleo, el costo de la producción estadounidense de esquisto se ha convertido en un asunto crítico para los inversionistas.
Ed Crooks
22 octubre 2014 21:11 Última actualización 23 octubre 2014 5:0
FT.

Los costos ya han caído drásticamente, y podrían caer aún más. (El Financiero)

Debido a la caída de los precios del petróleo, el costo de la producción estadounidense de esquisto se ha convertido en un asunto crítico para los inversionistas.

En una desaceleración, la oferta de mayor costo es la que se encuentra en mayor riesgo, y la necesidad de pozos horizontales y fracturación hidráulica – “fracking” – en las reservas de esquisto los hace más caros de explotar que muchos yacimientos de petróleo en el Medio Oriente.

Sin embargo, si los precios del petróleo caen aún más, es probable que los costos de producción estadounidenses caigan también, lo cual actuaría como válvula de seguridad para reducir la presión sobre los productores.

No hay una respuesta única al precio de equilibrio de la explotación de gas shale: varía de una zona a otra y de un pozo a otro. Incluso con los precios del crudo estadounidense en alrededor de 100 dólares por barril a principios del año, las pequeñas y medianas empresas de exploración y producción que encabezaron la revolución de esquisto de EU registraban grandes déficits de caja.

Si el petróleo se mantiene en su nivel actual de alrededor de 82 dólares por barril, llegará nuevamente el momento en que serán capaces de cubrir sus gastos de capital con sus flujos de efectivo.

Sin embargo, los costos ya han caído drásticamente, y podrían caer aún más. La mediana de explotación de gas shale de EU requiere un precio del crudo de 57 dólares por barril para ser rentable hoy en día, en comparación con 70 dólares por barril en el verano del año pasado, según IHS, la compañía de investigación.

EOG Resources, uno los más exitosos productores de petróleo de gas shale, redujo su costo por pozo de esquisto Leonard en la frontera de Texas y Nuevo México de 6.9 millones de dólares en 2011 a 5 millones de dólares este año, mientras que aumentó la producción promedio de cada pozo.

Melissa Stark, directora gerente de la consultoría Accenture, dice que la industria aún tiene mucho margen de mejora.

Accenture cree que el costo promedio de un pozo de gas shale estadounidense podría reducirse en hasta un 40 por ciento mediante un mejor manejo de factores tales como planificación, logística y relaciones con los proveedores.

David Vaucher de IHS dice que recientemente todo indica que la productividad por pozo sigue mejorando. La producción por plataforma de perforación funcional en nuevos pozos ha ido en aumento en el Bakken de Dakota del Norte y en el Eagle Ford y la Permian Basin de Texas, las tres principales regiones de gas shale, según la Administración de Información sobre Energía del gobierno de EU.

Las compañías se esfuerzan cada vez más en cada pozo. ConocoPhillips y otros han estado utilizando mucho más “apuntalante” – arena o material similar utilizado en el fracking para mantener abiertas las grietas en las rocas para que el petróleo pueda salir - para aumentar la producción.

No obstante, es probable que los costos por barril sigan cayendo.

La presión a la baja en los costos aumentará si el precio del petróleo sigue cayendo. Usualmente las plataformas de perforación y otros equipos como bombas para fracking no están atadas a contratos a largo plazo, lo que significa que los productores pueden ajustar sus gastos rápidamente en respuesta a los movimientos del precio del petróleo.

En una recesión profunda, es probable que las más perjudicadas sean las compañías de servicios que ofrecen servicios como perforación y fracturación hidráulica, según Steve Wood, de Moody’s, la agencia de calificación.

Sin embargo, sostiene que, “las compañías de exploración y producción tienen un producto que la gente todavía quiere comprar”.

Las compañías de servicios se verían afectadas tanto por la menor actividad como por la mayor ventaja que sus clientes tendrían para negociar precios más bajos.

Halliburton, la segunda compañía de servicios petroleros más grande del mundo por capitalización de mercado, dijo a los analistas en una llamada esta semana que la actividad en EU continuará a “niveles más altos”.

Dave Lesar, presidente ejecutivo, dijo: “No pensamos que el impulso disminuya en el corto plazo”, y añadió que creía que los precios del petróleo en sus niveles actuales “no son sostenibles”.

Sin embargo, reconoció que era importante que la compañía “ofrezca el menor costo por barril a sus clientes”.

Podría existir un paralelo para el petróleo estadounidense en la producción de gas de shale. Cuando en 2012 los precios cayeron al mínimo en 10 años, parecía que la mayor parte de la producción de esquisto estadounidense sería poco rentable y la producción colapsaría.

Al final resultó que la producción sí cayó en áreas de costo más alto, tales como el gas shale Haynesville de Luisiana y Texas, pero continuó aumentando en el área del esquisto Marcellus de Pensilvania.

Las mejores compañías fueron capaces de producir a costos que fueron mucho más bajos que lo que muchos esperaban. Por ejemplo, Cabot Oil and Gas dice que tiene un costo en efectivo en el Marcellus de sólo 0.75 dólares por cada mil pies cúbicos, en comparación con el precio referencial del gas estadounidense de alrededor de 3.70 dólares.

Si las compañías de petróleo de gas shale pueden seguir ese ejemplo, la producción estadounidense será mucho más resistente de lo que desean sus rivales en otros países productores de petróleo.

También, te pueden interesar los siguientes artículos

La reforma por sí sola no es la solución para la eurozona

Lo que Lenovo puede enseñarnos sobre adquisiciones

Los gigantes de la televisión luchan por ‘el control’