Empresas

Southern Copper cancela proyecto de cobre en Perú en medio de protestas

La filial de Grupo México canceló su proyecto Tía María de mil 400 millones de dólares en el sur de Perú en medio de protestas de lugareños que rechazan el plan.
Reuters
27 marzo 2015 11:6 Última actualización 27 marzo 2015 11:31
Minería

(Bloomberg)

LIMA.- Southern Copper, una de las productoras de cobre más importantes del mundo, canceló su proyecto Tía María de mil 400 millones de dólares en el sur de Perú en medio de protestas de lugareños que rechazan el plan, dijo el viernes el director de Relaciones Institucionales de la empresa.

Southern Copper, controlado por Grupo México, esperaba producir en el proyecto unas 120 mil toneladas de cobre anuales a partir de 2016.

La compañía minera tenía ya la aprobación del estudio de impacto ambiental en Tía María y esperaba del Gobierno una licencia para iniciar la construcción de la mina este año.

El director de Relaciones Institucionales de la compañía, Julio Morriberon, hizo este anuncio en una entrevista a la radioemisora local RPP, en medio de una nueva protesta contra el proyecto en la región de Arequipa que comenzó el lunes, por temores a que afecte la actividad agrícola de la zona.

"Hemos puesto lo mejor como empresa y como personas para hacer realidad un proyecto que iba a traer grandes beneficios para Perú", dijo Morriberon, que precisó que la minera seguirá manteniendo la propiedad de Tía María, cuya concesión tiene desde hace años.

El ejecutivo acusó de "terrorismo antiminero" a quienes se oponen a los proyectos de minería y criticó lo que consideró una "parálisis" del Estado peruano en su rol de promotor de las inversiones.

La minería es vital para la economía de Perú porque sus ventas representan el 60 por ciento de las exportaciones totales del país, que es el tercer productor mundial de cobre y de zinc.

Southern Copper opera en Perú las minas Toquepala y Cuajone y la refinería de Ilo, y en México explota los yacimientos Buenavista y La Caridad. La producción total de la minera en ambos países sumó unas 676 mil 600 toneladas de cobre el año pasado.

Las acciones de Southern Copper caían el viernes en la bolsa peruana casi 5 por ciento, mientras que los papeles de Grupo México retrocedían cerca de 4 por ciento en la Bolsa Mexicana de Valores.

La moneda peruana caía 0.39 por ciento el viernes presionada por compras de dólares de inversores extranjeros y de bancos tras el anuncio.

La explotación de recursos naturales en Perú es foco de constantes conflictos sociales protagonizados por pobladores y comunidades nativas que acusan a las empresas de no respetar sus tierras o de contaminar las zonas donde viven.

Varios proyectos mineros en Perú han sido suspendidos en los últimos años en medio de protestas, entre ellos el plan aurífero Conga de 5 mil millones de dólares, que llevaban adelante la estadounidense Newmont Mining y la peruana Buenaventura.

GOBIERNO PERUANO ESPERA RECTIFICACIÓN

La ministra de Energía y Minas de Perú, Rosa María Ortíz, dijo que el anuncio de la cancelación del proyecto sorprendió al Gobierno y que espera una rectificación de la compañía.

Ortíz indicó en una conferencia de prensa que conversó con el presidente ejecutivo de Southern Copper, Oscar González, quien le manifestó que la firma enviará una rectificación en torno al anuncio previo