Empresas

Ministro alemán acusa a VW de adulterar pruebas de 2.8 millones de autos 

El escándalo que estalló el martes en Estados Unidos ahora se extiende a Alemania, en donde no solo tiene su sede, sino que también es uno de sus mayores mercados, con lo que la afectación toma otras dimensiones, seis veces más unidades que en EU 
Reuters
25 septiembre 2015 12:48 Última actualización 25 septiembre 2015 16:21
Volkswagen reserva 7 mil 300 millones dólares por escándalo

Estiman que el escandalo de Volkwagen afectará las ventas de vehículos a diesel. (AP)

WOLFSBURG .- El ministro de transporte alemán, Alexander Dobrindt, dijo el jueves que Volkswagen también había adulterado pruebas en Europa, donde sus ventas son mucho mayores, y el viernes fijó el número de vehículos afectados en Alemania en 2.8 millones, una cifra casi seis veces mayor que en Estados Unidos.

Sus comentarios, que apuntan a una manipulación más grande que lo que se creía, profundizó la crisis en la mayor automotriz del mundo.

El mercado automotor se ha visto sacudido y las empresas de manufacturas temen una caída en las ventas de vehículos diesel y regulaciones más estrictas, mientras que clientes y operadores están furiosos de que Volkswagen aún no diga si va a llamar a revisión algún automóvil.


Las acciones de la empresa alemana, que había empezado a estabilizarse después de fuertes caídas a inicios de la semana, bajaron luego que Bloomberg informó que ejecutivos en Alemania controlaban aspectos de las pruebas manipuladas en Estados Unidos, citando a tres personas familiarizadas con el negocio en el país norteamericano.

Los papeles de la automotriz sufrieron la peor caída semanal en su historia: 34 por ciento.

Volkswagen se encuentra bajo una fuerte presión para demostrar que puede enfrentarse al mayor escándalo de su historia de 78 años.

La tarea que enfrenta Mueller como nuevo presidente de la armadora es enorme. La compañía dijo el martes que 11 millones de vehículos en todo el mundo fueron equipados con un software que le permitió adulterar pruebas de emisiones en Estados Unidos, pero aseguró que no fue activado en gran parte de ellos.

Analistas esperan que la firma informe pronto qué modelos de vehículos y años de fabricación son los afectados, y si tendrá que repararlos.