Empresas

Infraiber se constituyó con capital ridículo: OHL

La filial de la firma española aseguró que Infraiber no tenía la tecnología ni la experiencia para medir el aforo de las vialidades concesionadas del Estado de México, pues se constituyó tres meses antes de la firma del convenio macro y con el capital ridículo de 50 mil pesos.
Ana Valle
14 septiembre 2015 14:22 Última actualización 14 septiembre 2015 14:49
OHL trabajando. (Cuartoscuro/Archivo)

OHL interpuso una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República contra Infraiber por dicha campaña de desprestigio y extorsión. (EL FINANCIERO)

Infraiber pudo haber obtenido ingresos por hasta cuatro mil millones de pesos por medir el aforo de las vialidades concesionadas del Estado de México, sin tener la tecnología y experiencia, ya que de acuerdo con OHL México se constituyó con sólo 50 mil pesos.

En un desplegado, la filial de la española en México dijo que ha sido objeto de una campaña de desprestigio por parte de Infraiber cuyo objetivo ha sido extorsionarlos a fin de que se deje sin efecto la revocación de un convenio macro para medir los aforos en el Estado de México.

“Infraiber no tenía la tecnología ni la experiencia para esa verificación, pues se constituyó tres meses antes de la firma del convenio macro y con el capital ridículo de 50 mil pesos”, dijo OHL.

Argumentaron que el convenio que otorgaba Infraiber el contrato con el cual podrían generar ingresos por hasta cuatro mil millones de pesos a lo largo de 20 años se revocó luego de no ser parte de una licitación.

“Sería abusivo para los usuarios de las autopistas, al triplicarles la tarifa que por ese servicio cobra”, agregó.

La empresa asegura que en la campaña de desprestigio se ha mentido y manipulado audios e información financiera, y reiteró que se realizaron auditoria para esclarecer los hechos en que supuestamente habría incurrido la empresa.

OHL interpuso una denuncia penal ante la Procuraduría General de la República contra Infraiber por dicha campaña de desprestigio y extorsión, con la cual pretende agotar todos los recursos para salvaguardar su patrimonio y el de sus inversionistas.