Empresas

Egresados de la UNAM
y el ITAM, con las ‘riendas’ del gobierno mexicano

Tres de cada 10 de los funcionarios de alto rango en México son egresados de la UNAM y 16% del ITAM, casi la mitad de los tomadores de decisiones del país, de acuerdo con un análisis realizado por EL FINANCIERO.
Axel Sánchez
02 agosto 2015 18:22 Última actualización 03 agosto 2015 4:55
La UNAM y el Tec de Monterrey fueron las mejores evaluadas en México. (Cuartoscuro)

De la UNAM se graduaron funcionarios como Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social; Mercedes Juan López, secretaria de Salud, y Emilio Chuayffet, titular de la SEP. (Cuartoscuro)

ID

El rumbo de México lo definen egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), las instituciones que han educado casi a la mitad de los funcionarios que hoy toman las decisiones del país.

Un análisis realizado por EL FINANCIERO, el cual incluyó secretarios y subsecretarios de Estado, oficiales mayores, titulares de dependencias descentralizadas y los presidentes de la Cámara de Diputados, del Senado y la Suprema Corte de Justicia de la Nación, reveló que el 29 por ciento de ellos se graduó en la UNAM.

Esto, en contraste con los directivos y presidentes de las empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, quienes en su mayoría (77 por ciento) egresaron de la Universidad Anáhuac, el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey y la Universidad Iberoamericana.

De los 21 secretarios de Estado del gabinete de Enrique Peña Nieto, siete se graduaron en la UNAM.

En el segundo lugar se encuentra el ITAM, con el 16 por ciento de los altos funcionarios públicos que ocupan actualmente posiciones determinantes para el país.


También te puede interesar:
Estudian posgrado en el exterior; Harvard y Columbia, las preferidas

Roberto Carlos Soto, gerente de Atracción de Talento de ManpowerGroup, comentó que la elección de estas universidades radica en el entendimiento de leyes y la vida pública, base importante para ocupar posiciones en el gobierno.

De la UNAM se graduaron funcionarios como Alfonso Navarrete Prida, secretario del Trabajo y Previsión Social; Mercedes Juan López, secretaria de Salud, y Emilio Chuayffet, titular de la Secretaría de Educación Pública.

“El egresado de la UNAM cuenta con una sólida formación teórica, analítica y metodológica que le permita entender y explicar los fenómenos políticos, especialmente de la realidad mexicana. Su principal ámbito profesional es el sector público, organizaciones sociales, partidos políticos, labores docentes y de investigación, así como en tareas de consultoría y asesoría”, refiere la escuela en su portal.

Por su parte el ITAM, universidad fundada por Raúl Baillères, es otro de los grandes formadores de funcionarios públicos, como Agustín Carstens, actual gobernador del Banco de México; Luis Videgaray, Secretario de Hacienda y Crédito Público; José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores y Enrique Ochoa Reza, director general de la Comisión Federal de Electricidad, entre otros.

Algunos de ellos aseguran que su inspiración para trabajar en el gobierno proviene de sus aulas, pues personajes como Pedro Aspe, exsecretario de Hacienda; Alonso Lujambio, fallecido exsecretario de Educación Pública; José Ramón Cossío, ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación; y Francisco Gil Díaz, exvicegobernador del Banco de México y ahora presidente de Telefónica Movistar, han sido catedráticos de dicha institución.

“En el ITAM, desde su fundación, propone hacer de la educación superior el motor del cambio social y económico de México. Por esta razón, asumimos como misión la formación integral de profesionales que ayuden a construir un país más libre, más justo y más próspero. Para lograrlo, no sólo nos hemos impuesto rigurosos estándares académicos, de investigación y de docencia, sino que contamos con personas capaces de hacerlo realidad: nuestros maestros y alumnos”, dijo el rector de la universidad Arturo Fernández, en una carta a estudiantes de nuevo ingreso.

El 42 por ciento de los funcionarios públicos de alto rango estudió la carrera de Derecho, 25 por ciento Economía, 10 por ciento Ingeniería y 5 por ciento Administración Pública o de Empresas.

La UNAM y el ITAM prepararon a casi la mitad de los líderes en el gobierno a nivel federal.