Economía

Torre BBVA Bancomer, con tecnología de punta contra sismos

Para la construcción de la Torre BBVA Bancomer fue empleada tecnología probada en materia de sismos, la que permitirá que sólo ciertas partes del inmueble, estructuradas para soportar la energía de un temblor, sean las afectadas y no todo el edificio.
Jeanette Leyva
18 agosto 2015 0:24 Última actualización 18 agosto 2015 18:18
BBVA Bancomer

La nueva Torre BBVA Bancomer cuenta con tecnología contra sismos probada ya en diversos países. (Braulio Tenorio)

CIUDAD DE MÉXICO.- La nueva Torre BBVA Bancomer cuenta con 50 pisos en los cuales se instaló tecnología probada en otras partes del mundo en materia de sismos e incendios.

Durante su construcción se contó con expertos en sismos que han trabajado en países como Japón y Chile, explicó Yasmín Gómez Lamadrid, directora de Estrategia, Planeación y Control de BBVA Bancomer.

En el recorrido de los dos pisos que fueron ocupados este lunes, explicó que las torres no pueden ser rígidas, tienen que acompañar a los sismos y en el caso de la Torre BBVA Bancomer puede moverse hasta un metro y medio de cada lado, dependiendo la intensidad del mismo.

En entrevista con El Financiero al interior de la torre que este lunes fue ocupada por los primeros 300 trabajadores del banco, la directiva detalló que los expertos en sismos con los que trabajaron les explicaron que las torres de ese tamaño nunca tienen un problema en sismos, más bien, el primer riesgo es el viento y el segundo es un incendio.

Aclaró que en caso de temblor y de que se activen las alertas sísmicas, por ser un edificio de 50 pisos y por el tipo de construcción no tendrá que ser evacuado.

EDIFICIO ACOMPAÑARÁ AL TEMBLOR

Gómez explicó que los cristales están preparados para no explotar, sino nada más estrellarse. “Mientras estemos en un piso más bajo del edificio se mueve menos, pero se siente más fuerte, en los pisos más altos se moverá más pero se sentirá más leve. El edificio acompañará al temblor en el movimiento”.

Detalló que se tomaron datos de los sismos más fuertes en los últimos 50 años, pero no se puede precisar un sismo de cuánta magnitud puede soportar el edificio, ya que depende de la duración y epicentro, pero aseguró que supera cualquier probabilidad que se haya dado.

El edificio tiene un mecanismo que en caso de un temblor muy fuerte se romperá para evitar que la estructura sea dañada. Esa pieza es la que soportará la energía del sismo y cuando se rompa puede ser sustituida por otra y es parte del corazón del inmueble.

CONTRA INCENDIOS

El gran problema de una torre además de los vientos, son los incendios por lo que se utilizó una tecnología que es un aislante que permitirá que los empleados se ubiquen en las escaleras de emergencia por tres horas mientras se sofoca el incendio o bien inician la evacuación.

Por eso, las escaleras del edificio no pueden ser ocupadas para comunicarse entre pisos, ya que están presurizadas para que en caso de un incendio, si el aire entra, no se convierta en un problema y por eso sólo se podrán usar en caso de evacuación o para que los empleados sean ubicados en esa zona mientras se controla el incendio.

“Se tienen cortinas especiales de acero en cada uno de los lobbys de elevadores por si hay incendio de algún lado, esas cortinas bajan de forma automática para que no llegue el humo a los otros lados”.