Economía

SCT planea recuperar
la marca Mexicana
de Aviación

Aunque sería difícil recuperar el prestigio de la marca, las autoridades federales verán si a alguien le interesa usarla, reconoció el secretario Gerardo Ruiz Esparza.
Notimex
08 abril 2014 16:33 Última actualización 08 abril 2014 16:44
Mexicana (Cuartoscuro)

La dependencia federal tambien supervisará la liquidación de los trabajadores de la aerolínea fuera de servicio desde hace tres años (Cuartoscuro/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- Pese al deterioro de la marca Mexicana de Aviación, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) tratará de recuperarla, ya que actualmente las acciones están en posesión de un despacho de abogados.

En entrevista radiofónica, el secretario Gerardo Ruiz Esparza dijo este martes que harán “lo necesario para recuperar la marca y ver si alguien se interesa en usarla”, ya sea una aerolínea en operaciones en la actualidad o una nueva.

El funcionario federal dijo que aunque ve difícil recuperar el prestigio de la marca porque ya sufrió un deterioro “a mí sí me interesaría y voy a tratar de promover que vuelva a ver la marca Mexicana en el aire”.


Por otra parte, Ruiz Esparza dijo que supervisará el proceso de liquidación de los trabajadores de la aerolínea que fue declarada en quiebra el 4 de abril, tres años después de suspender operaciones.

Explicó que la labor de la SCT en dicho proceso consistió en proteger el centro de mantenimiento de la aerolínea y los aviones que tenía en garantía el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), para que cuando viniera la resolución, en este caso la quiebra, pudiera representar un ingreso a los trabajadores.

En ese sentido, Ruiz Esparza mencionó que uno de los aspectos que tiene todavía un valor relevante es el centro de mantenimiento de la aerolínea, conocido como MRO y que significó la única compañía del grupo de Mexicana que logró su reestructura tras el concurso mercantil.

Para la base de mantenimiento, explicó, se espera que vuelva a dar servicio a las aeronaves bajo el mando de una nueva compañía.

En el caso de las aeronaves, señaló que debe verificar su buen funcionamiento pues llevan más de tres años sin operar, por lo que si se encuentran en buen estado se pueden incluir en el patrimonio que les corresponde a los trabajadores.

Abundó que en el caso de los acreedores, éstos entendieron claramente el problema y fueron solidarios con la postura del gobierno, de cuidar y proteger a los trabajadores, pues cedieron su derecho de cobro a un fideicomiso cuyos únicos beneficiarios son los trabajadores.

“En el momento que esto opere, los ingresos que reciba el fideicomiso serán para administrar el patrimonio de los trabajadores, y para que se cuide la venta de los aviones en el momento dado”, pero los bancos cedieron su derecho de cobro en favor de los trabajadores, insistió.

Sign up for free