Economía

Pemex responde a Moody's: reforma ayudará a enfrentar crisis

Pemex aclaró que ante la revisión de su deuda por parte de Moody's, empleará instrumentos de la reforma energética, así como un manejo responsable de sus pasivos para enfrentar la caída de sus ingresos.
Notimex
25 agosto 2015 20:30 Última actualización 25 agosto 2015 20:30
Pemex

Pemex aseguró que hará uso responsable de su deuda para enfrentar la caída de sus ingresos. (Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- Sobre la información reportada por Moody's de que puso a revisión para una posible baja, la calificación crediticia de la deuda de Pemex, ésta respondió que enfrentará la caída de sus ingresos con los diferentes instrumentos que le brinda la reforma energética.

Esto, indicó, con el fin de mejorar sus condiciones financieras y minimizar el efecto de las situaciones actuales adversas. Asimismo, puntualizó que además hará un uso responsable de su deuda.

La reforma, señaló Pemex, le permite asociarse de diversas maneras con el sector privado para llevar a cabo sus proyectos de inversión.

Como parte de esta estrategia, precisó que trabaja con el gobierno federal para lograr las migraciones de asignaciones a contratos y las asociaciones con el sector privado en el área de exploración y producción (farmouts), así como nuevos contratos incentivados para desarrollar campos.

De igual modo, precisó, se tienen importantes proyectos de asociación en otras áreas de la cadena productiva, como la transformación industrial y logística, las cuales divulgarán en los próximos meses.

La petrolera expuso que en el último año, ocho de las principales compañías a nivel mundial han tenido una revisión a la baja en su calificación o perspectiva crediticia.

De hecho, señala que este lunes pasado, la mezcla mexicana de exportación registró su menor nivel desde el 18 de febrero de 2008, al cerrar en 33.71 dólares por barril.

Refiere que ante un entorno de menores precios del petróleo, en febrero anunció un recorte de 62 mil millones de pesos a su presupuesto de 2015, con el propósito de minimizar las posibles afectaciones a la producción y la generación de reservas.

“Ejemplo de ello fue el anuncio que hizo Pemex el 10 de junio sobre el descubrimiento de nuevos yacimientos, donde se estima la existencia de reservas de hasta 350 millones de barriles de petróleo crudo equivalente”, abunda.

Asimismo, indica que ha trabajado en diferentes frentes para contener y reducir sus costos, incluyendo la renegociación de contratos con proveedores y reducciones de gastos en servicios personales.

En cuanto al pasivo pensionario, la empresa y el sindicato cumplieron en tiempo y forma con lo establecido, al alcanzar el 11 de agosto un convenio administrativo sindical que sienta las bases para reducir el pasivo pensionario de la empresa en un plazo no mayor a 90 días naturales, refiere.

Los ahorros generados como resultado de estos cambios, subraya Pemex, representarán una mejora sustancial de la estructura de capital de la compañía, no solo por el efecto del cambio de régimen de pensiones, sino también por la parte de dicho pasivo que asumirá el gobierno federal.