Economía

5 gráficas que te explican el recorte al gasto público

La continua baja de los precios del petróleo a nivel internacional, la compra de coberturas petroleras y la deuda interna son algunas de las razones que plantean el recorte al gasto público anunciado esta semana por la Secretaría de Hacienda. 
Eleazar Rodríguez
31 enero 2015 13:7 Última actualización 31 enero 2015 13:16
Luis Videgaray Caso. (Reuters)

Luis Videgaray Caso. (Reuters)

Este viernes la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció un recorte en el presupuesto de 124 mil 300 millones de pesos que se va a ejercer en lo que resta de 2015, equivalente al 0.7 por ciento del PIB, y es que aun cuando se anunció que se garantizan los ingresos presupuestados para este año, el enfoque es mantener este nivel de gasto para los siguientes años.

El principal factor que se atribuye este ajuste es la incertidumbre en el comportamiento de los precios del petróleo, que cerraron enero en sus niveles más altos de las últimas tres semanas.

Sin embargo, para México este no es un elemento aislado, ya que además del menor precio de venta del petróleo se agrega una menor plataforma de extracción de crudo y una reducción paulatina en el monto de las exportaciones.

1
PRECIO DE LA MEZCLA MEXICANA

Uno de los principales elementos es la continua baja de los precios del petróleo a nivel internacional, en donde el WTI reportó en enero una reducción de 9.42 por ciento y el barril del tipo Brent una caída de 7.57. Para la mezcla mexicana de exportación fue de 11.11 por ciento, lo que apunta a que enero fue un mes de menores ingresos por ventas de petróleo. El gobierno federal había estimado un precio promedio para 2015 de 79 dólares por barril, sin embargo, durante enero el promedio de la mezcla fue de 39.22 dólares, esto es, más de 38 dólares menor a los pronósticos de la federación. Los escenarios menos pesimistas apuntan que continuará la tendencia de baja del petróleo, que se podría extender hasta 2016, que adelantan la necesidad de replantear las expectativas de ingresos petroleros para los siguientes tres años, ya que la proyección es que Estados Unidos continuará sacando más petróleo ligero y naciones como Arabia Saudita difícilmente reducirán su plataforma de exportación.

2
COMPRA DE COBERTURAS PETROLERAS

México es una de las pocas naciones que utiliza este mecanismo para garantizar parte de sus ingresos por concepto de exportaciones de petróleo. Esta cobertura funciona siempre y cuando llegue al precio mínimo pactado. Para este año la Federación contrató coberturas por 773 millones de dólares, que se activaron cuando el precio de la mezcla rompió los 76.4 dólares por barril –este fue el precio mínimo pactado-. Pero esta cobertura está limitada a un cierto número de barriles exportados. Para 2015 los contratos cubren 228 millones de barriles de crudo exportado. Si se toma en cuenta las cifras que se presupuestaron para este año, se estima que los contratos sólo contemplan cubrir el 57 por ciento de las exportaciones totales. El resto se cubrirá con ahorros del Fondo de Estabilización.

3
INGRESOS PETROLEROS DE LA FEDERACIÓN

Durante 2014 los ingresos petroleros de la Federación, su mayor fuente de entrada, cayeron 7.5 por ciento en términos reales debido a una combinación de factores como la reducción del precio de exportación y una menor plataforma de ventas al exterior. Sin embargo, la caída va más allá. En términos de la proporción, estos pasaron de 33.2 en 2013 a 30.5 en 2014. De hecho, durante el año anterior ajustes a impuestos como el IEPS, el IVA y a las importaciones registraron crecimientos en términos reales de 51.7, 15.2 y 11.5 por ciento, respectivamente. Sin embargo, en conjunto estos renglones apenas representan el 20.7 por ciento de los ingresos totales. Si a esto se la añade un menor gasto de gobierno que contraerá el crecimiento del PIB para este año, también lo harán los ingresos públicos.

4
ENDEUDAMIENTO DE LA FEDERACION

En 2014 la deuda pública interna registró un crecimiento de 13.7 por ciento, en tanto que la externa registró un alza de 10.9 por ciento en términos nominales. Se estima que esta tendencia continuará para este año y es que desde 2014 ya se había pronosticado que ante la baja en los precios internacionales del petróleo, era posible que aumentara el nivel de endeudamiento de la federación. Pese a esto, a finales de enero el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, alertó a la banca privada y de desarrollo que antes de otorgar créditos a los estados y municipios evaluaran la viabilidad de los proyectos. Actualmente y ante los recientes recortes al gasto público, difícilmente podrá salir la Federación a absorber nuevas deudas de los estados.

5
CRECIMIENTO DEL PIB

Otro de los elementos que contribuyó al ajuste en el gasto público son las expectativas de crecimiento para este año y es que los pronósticos originales – de 3.7 por ciento- se hicieron con un precio del petróleo en 79 dólares. En el anuncio de este viernes se reflejó un replanteamiento de las expectativas de crecimiento a 3.0 por ciento en 2015. Ante un menor ritmo de crecimiento, ahora hay que estar atentos a lo que digan instituciones como el Fondo Monetario Internacional (FMI), la OCDE y el Banco Mundial. En la medida que el gobierno baje el ritmo de gasto –tanto en el corriente como de inversión- este se extenderá a la economía en un menor ritmo de crecimiento en el consumo y en inversión fija bruta.