Economía

Campos fronterizos, en riesgo por Donald Trump

El precio del petróleo y las políticas energéticas que establezca el próximo presidente de Estados Unidos podrían afectar el interés en los campos que se subastan este lunes.
Sergio Meana
04 diciembre 2016 23:51 Última actualización 05 diciembre 2016 5:0
Petróleo en el Golfo de México. (Bloomberg)

Petróleo en el Golfo de México. (Bloomberg)

Si bien hay factores positivos para esta licitación, dos que van en contra del concurso son los relacionados con el precio del petróleo que va a la baja y las posibles políticas energéticas del presidente electo de EU, Donald Trump, además de cuestiones operativas que aún no se tienen definidas por tratarse de nuevas operaciones para México como lo son los campos fronterizos.

Javier Estrada, director de la práctica de petróleo y gas de PwC en México, afirmó que lo que se va a abrir es una nueva era de operación en un área que es una frontera con todo lo que eso implica.

“Se va a poner a prueba realmente el cruce de fronteras, el tratado que se firmó hace no muchos años, el Tratado de (hoyo de) Dona, el Tratado de Exclusividad Marítima para México y Estados Unidos, entonces realmente se abre una era, por ejemplo, para quien gane Trión, para las empresas que ganen los campos de la 1.4.

“No quiere decir que no vaya a funcionar, sino que aún hay preguntas que se tienen que hacer y algunas se tendrán que resolver entre ambos gobiernos”, estableció Estrada.

60 pozos al año
Perforan en el Golfo de México en la parte
de EU.


La administración del ahora presidente electo Trump es importante en esta área pero no definitiva, pues las políticas de extracción van más allá de la decisión unilateral del mandatario, dijo.

Además, recientemente —luego del accidente de BP en Deep Horizon— se hicieron cambios en las agencias que regulan la seguridad industrial y medioambiental.

“Hay una tradición que empezó después del accidente de Deep Horizon que no sería adecuada cambiarlas ahorita y ahorita se ve muy poco probable que se cambien políticas”, agregó.

10 años
Es el plazo en que se podría observar
el primer barril de las zonas.

HAY BENEFICIOS

No todo sería malo con Trump. Nymia Almeida, analista principal de Pemex para Moody’s, destacó que las políticas del republicano incluso podría tener beneficios para la industria petrolera mexicana.

“Para la industria petrolera en general, las propuestas de la entrante administración de Trump para estimular la inversión en el sector podrían tener efectos positivos, de derrama económica en México que recién abrió su sector a la exploración y extracción privada”, dijo.

Otro factor en el que coincidieron analistas que será de peso en esta licitación es claramente el del precio internacional del barril del petróleo, el cual subió ligeramente luego de una acuerdo de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP) para recortar la producción mundial.