Economía

Banxico eleva la tasa, ¿qué significa?

El alza en la tasa referencial del Banco Central se da ante el contexto nacional e internacional de México, y puede verse reflejada en un incremento en los costos del crédito.
Abraham González
29 septiembre 2016 14:13 Última actualización 29 septiembre 2016 14:44
tasa de interés

(Especial)

Un movimiento en la tasa de referencia es una de las herramientas de política monetaria con las que cuenta el Banco de México (Banxico) y, en general, todos los bancos centrales del mundo.

El objetivo de realizar un movimiento en las tasas de interés es mantener la estabilidad del poder adquisitivo de la moneda, lo que impacta en otras variables económicas como la inflación y el crecimiento económico.

Según la parte del ciclo económico en el que se encuentre un país, la tasa se ajusta hacia arriba o hacia abajo, sin embargo, los movimientos también pueden ser utilizados ante una depreciación de la moneda en el mercado internacional, como ocurre actualmente con el peso.

El aumento en la tasa de referencia sirve para mantener el atractivo de la deuda mexicana y mantener los flujos de capital extranjero hacia el país, es decir, funciona como una variable de ajuste ante un contexto internacional de aversión al riesgo.

Este jueves, el Banxico elevó 50 puntos base su tasa de interés, al pasar de 4.25 por ciento a 4.75 por ciento, el mayor nivel desde junio de 2009, cuando el mundo estaba en plena crisis económica.


Una mayor tasa de interés reduce la demanda agregada desincentivando la inversión y el consumo, aumentando el ahorro de las personas; de esta manera se limita la cantidad de dinero disponible en la economía, con lo que el nivel de precios disminuye.

En este sentido, el Banco de México tiene por mandato mantener estabilidad en los precios, y tiene un objetivo de una tasa de 3 por ciento +/- un punto porcentual.

Este jueves, el Banxico señaló que tomó la medida "con el propósito de mantener la inflación y sus expectativas bien ancladas, lo que a su vez coadyuvará a una mayor estabilidad financiera".

Para el cierre de año, el Instituto Central prevé una aceleración de la inflación para cerrar el año por encima del 3 por ciento. Uno de los motivos que dice que mantendrá vigilados es el tipo de cambio.

Por el otro lado, cuando un Banco Central disminuye la tasa de interés (como en el caso de Estados Unidos que están en niveles bajos) ahora las personas se ven incentivadas a invertir y consumir, ya que tener el dinero en los bancos no es la mejor opción, por lo que la cantidad disponible en la economía se ve incrementada, lo que hace que el nivel de precios aumente.

En el caso de las tarjetas de crédito, créditos hipotecarios y en general los créditos comerciales, la tasa puede subir o bajar cuando un Banco Central hace un movimiento en el referencial, sobre todo los que están a tasa variable. 

Por ejemplo si tienes una cuenta por pagar a tu banco a meses sin intereses no te pegará, pero si tiene otra que es variable, entonces sí podría afectarte porque aumentará la tasa de dicho crédito.

El aumento en la tasa de referencia además sirve para mantener el atractivo de la deuda mexicana y mantener los flujos de capital extranjero hacia el país, es decir, funciona como una variable de ajuste ante un contexto de aversión al riesgo internacional, como ha sucedido en 2016.

: