AFTEROFFICE
CULTURAS

Spotlight recibe 'bendición' del Vaticano

El 'Osservatore Romano' dijo que la cinta no tomaba una postura hostil contra la Iglesia. El periódico oficial del Vaticano alabó a Spotlight, que ganó el Oscar a mejor película, por darle voz al dolor de las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes católicos.
Reuters
29 febrero 2016 18:19 Última actualización 29 febrero 2016 18:32
El equipo de "Spotlight", que ganó el primer y el último premio de la noche, guion original y mejor película. (AP)

El equipo de "Spotlight", que ganó el primer y el último premio de la noche, guion original y mejor película. (AP)

CIUDAD DEL VATICANO.- El periódico del Vaticano alabó el lunes al filme Spotlight, que ganó el Oscar a mejor película, por darle voz al dolor de las víctimas de abuso sexual por parte de sacerdotes católicos.

La película cuenta la historia de cómo periodistas del diario Boston Globe investigaron y revelaron un masivo escándalo de abusos sexuales contra niños encubierto por la arquidiócesis de la ciudad.

El Osservatore Romano dijo que la película no tomaba una postura hostil contra la Iglesia. El filme le da "una voz al shock y al profundo dolor de los fieles que enfrentan el descubrimiento de esta horrible realidad", según un editorial de la columnista Lucetta Scaraffia.

"A esta altura, está claro que en la Iglesia demasiada gente estaba preocupada sobre la imagen de la institución y no de la gravedad del hecho", agregó.

Durante su breve discurso al recibir el premio el domingo, el productor de Spotlight Michael Sugar dijo que esperaba que las voces de las víctimas representadas en el filme se "conviertan en un coro que resuene hasta el Vaticano" e instó al Papa Francisco a proteger a los niños.

El artículo de Scaraffia calificó de "positivos" los comentarios de Sugar y añadió que mostraban que "aún existe fe en la institución, hay confianza en un Papa que está continuando con la limpieza empezada por su predecesor mientras era un cardenal".

Un segundo artículo, un resumen de noticias sobre los premios, dijo que la película tenía "el valor de denunciar casos que deben ser condenados sin la menor vacilación".

Desde la revelación del Boston Globe en 2002 que mostró cómo sacerdotes abusadores eran transferidos de una parroquia a otra en vez de ser apartados del clero, se han descubierto escándalos similares en todo el mundo y la Iglesia debió pagar decenas de millones de dólares en compensación.

La película recibió el premio el mismo día en que el funcionario de más alto rango del Vaticano testificó ante la Real Comisión de Australia que investiga casos de abuso infantil por parte de sacerdotes en el país.

"La Iglesia cometió enormes errores y está trabajando para remediarlos, pero la Iglesia en muchos lugares, sobre todo en Australia, estropeó las cosas, ha decepcionado a las personas", dijo el cardenal George Pell a través de una videoconferencia desde Roma con la comisión en Sídney. "No estoy aquí para defender lo indefendible", agregó.