AFTEROFFICE
deportes

Fármaco consumido por Sharapova no es dopante: fabricante

El meldonium no mejora el desempeño de los atletas, dijo hoy el científico letón Ivars Kalvins, quien inventó la droga que provocó el caso de dopaje de Maria Sharapova. Afirmó también que la droga "no es dopante".
Bloomberg
09 marzo 2016 15:7 Última actualización 09 marzo 2016 15:23
Si el corazón trabaja muy duro, la droga "protege las células del corazón... contra isquemia", una condición de la circulación, indicó Kalvins.

Si el corazón trabaja muy duro, la droga "protege las células del corazón... contra isquemia", una condición de la circulación, indicó Kalvins.

El químico letón Ivars Kalvins, quien inventó el fármaco que ha puesto a la tenista Maria Sharapova en la de mira de los organismos antidopaje, afirmó que en realidad no mejora el rendimiento de los atletas. Al mismo tiempo, los médicos señalan que no hay motivo para que un atleta sano consuma el meldonium, que la tenista rusa dice que lo toma desde hace 10 años “por motivos de salud”.

Sin embargo, los atletas llevan tiempo utilizando este medicamento, conocido como mildronato o meldonium, pero no para tratar alguna enfermedad. La Agencia Mundial Antidopaje lo prohibió el 1 de enero debido a “ las pruebas que demuestran su uso por parte de los atletas para mejorar su rendimiento”, según un comunicado de septiembre de la agencia.

Desde que entró en vigor la prohibición, varios atletas han dado positivo, muchos de ellos en Rusia, donde la droga es legal, y países vecinos. Un atleta olímpico ruso la comparó en una ocasión con la “vitamina C”, y el ministro de Deportes Vitaly Mutko dijo a la agencia TASS que habrá más casos.

Está por ver si el fármaco mejora realmente la velocidad, la fuerza o la vitalidad de los atletas. Según su inventor, no es así, sino que su efecto es más protector que estimulante.

“No tiene ningún sentido considerar dopaje al meldonium”, indicó Ivars Kalvins, actual presidente del consejo científico del Instituto Letón de Síntesis Orgánica, que creó el compuesto en los 70. El meldonium “protege el corazón, y en concreto sus células musculares” cuando se ve privado de oxígeno, como puede ocurrir durante un entrenamiento intensivo.

Por su parte, médicos estadounidenses señalan que las pruebas médicas acerca del meldonium son muy escasas. “Se piensa que mejora la eficiencia de las células en la combustión celular”, señala Aaron Baggish, director del programa de rendimiento cardiovascular del Centro Cardiaco del Hospital General de Massachusetts. “Nadie en nuestro país tiene experiencia alguna con el uso de este fármaco”. asegura.


La Agencia Mundial Antidopaje puso el meldonium en su lista de vigilancia el 2015, y lo prohibió a comienzos de 2016, como resultados de investigaciones que señalaban su presencia en el 2.2 por ciento de las muestras anónimas de orina recogidas en pruebas aleatorias de dopaje, según el Partnership for Clean Competition, entidad colaboradora del Comité Olímpico Estadounidense, la Liga Nacional de Futbol, la Liga de Beisbol y la Agencia Antidopaje Estadounidense.

En la web de Grindeks, la empresa letona que fabrica el fármaco, se anuncia como tratamiento para “mejorar la capacidad física y el rendimiento mental” en personas sanas. Grindeks facturó 82.9 millones de euros (91.2 millones de dólares) en 2015.

(Con información de AP)