Transporte y Movilidad

Holcim México crea Escuela de Mujeres Operadoras

La escuela tiene como objetivo fomentar el empleo de las mujeres en posiciones operativas de la industria del transporte y de la construcción.

La empresa cementera Holcim México creó su primera Escuela de Mujeres Operadoras de Mixer (ollas revolvedoras) para impulsar el empleo para las mujeres en posiciones operativas y con experiencia en el manejo de camiones pesados.

Débora Gelpi, Directora de Recursos Humanos de Holcim México asegura que la equidad de género en las organizaciones contribuye a la sostenibilidad del negocio, puesto que fomenta puntos de vista y aproximaciones a los problemas del día a día desde perspectivas diferentes y, sin duda, enriquece las reflexiones.

Con el fin de que las mujeres tengan oportunidad de crecimiento y desarrollo, rompiendo con los paradigmas que existen en la industria de la construcción, Holcim México impulsa distintas acciones para garantizar que en todos los niveles y departamentos de la compañía.

En este caso, la escuela tiene como objetivo fomentar el empleo de las mujeres en posiciones operativas, promover sus logros y minimizar los obstáculos a los que se enfrentan dentro de un sector tradicionalmente percibido “para hombres”.

Mujeres al volante

Débora Gelpi indicó que están convencidos que tener equipos diversos e integrar mujeres en todos los niveles de la organización, les ayudará a dar un enfoque distinto y a alinear las iniciativas de empoderamiento del talento femenino desde la raíz, otorgando grandes beneficios no solo a nuestra compañía, sino también a la sociedad.

De acuerdo con la empresa, este programa está dirigido a mujeres con experiencia en manejo de camiones pesados que cuenten con licencia tipo B, así como mujeres principiantes que tengan entre 6 meses a un año de experiencia manejando ollas revolvedoras o “mixers” de concreto premezclado.

Esta escuela -creada hace un par de meses por Holcim México- ya tuvo su primera graduada, la operadora Verónica Hernández, quien además completó un programa de formación consta de lecciones teóricas y prácticas, finalizando con una prueba de conducción defensiva que consiste en obtener la certificación de la National Safety Council (NSC) -principal organización en temas de seguridad a nivel internacional que tiene como objetivo garantizar que la persona entrenada tenga la capacidad de prevenir accidentes en áreas de trabajo pesado y carreteras.