Salud

Viruela del mono en África: Contagios no se concentran en hombres homosexuales, dice OMS

Autoridades sanitarias detallaron cómo se ha transmitió la viruela del mono en África.

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) afirmaron que en África los contagios por viruela del mono no se concentran en hombres homosexuales.

Cabe recordar que en otros países, las autoridades sanitarias han informado que los casos sí se concentran en hombres que tienen relaciones sexuales con otros hombres.

Por tanto, en el continente donde se originó la viruela del mono, el patrón de contagio es diferente. Según Aristegui Noticias, el médico Otim Patrick Ramadan señaló que en África el 60 por ciento de los casos corresponde a hombres y el 40 por ciento a mujeres.

Añadió que actualmente hay en ese territorio 350 casos positivos de viruela del mono. Señaló también que el contagio en África se da a través del contacto de las personas con animales portadores.

Ramadan señaló que en el caso de las mujeres, estas normalmente se contagian cuando cuidan a los enfermos con viruela del mono en casa.

Estos son los síntomas que presenta la enfermedad en niños

Aunque los contagios en la mayoría de las ocasiones aparecen en hombres adulto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó preocupación si los casos se comienzan a multiplicar entre niños, ya que empeoraría la crisis sanitaria.

Además, un estudio español ha revelado la principal vía de contagio de viruela del mono entre las personas. Además, se encontraron cambios en los síntomas.


Ante el panorama de contagio, ¿cómo se presentan los síntomas de la viruela del mono en los niños? Es importante tenerlos presentes para atender la enfermedad de manera oportuna.

Estos son los síntomas de la viruela del mono en niños

Según la revista Fortune, la viruela del mono se presenta de manera similar en adultos y niños, con stos síntomas:

  • Fiebre.
  • Ganglios linfáticos inflamados.
  • Lesiones cutáneas en todo el cuerpo.

Los síntomas y molestias comienzan dentro de las tres semanas posteriores a la exposición al virus. La enfermedad dura entre dos y cuatro semanas.

También lee: