Yonathan Amador Gomez

Louise Phelan y David MacGregor rinden homenaje a Ella y Joe

Louise Phelan es una de las grandes cantantes con las que cuenta la nuestro país; interpreta jazz, blues y es profesora en el Estudio de Ópera de Bellas Artes

Había visitado México en diversas ocasiones. Llegaba con un crucero ─trabajó por varios años en algunos─, estaba unos días y partía. No fue sino hasta el verano del 2010 cuando, Louise Phelan, cantante originaria de Limerick, decidió echar raíces en nuestro país.

Además de encontrar en nuestro país extraordinarios músicos, también decidió que era el lugar perfecto para desarrollar sus proyectos profesionales y personales. Uno de los primeros fue Songs from a Darkened Room (2013), un disco a dueto con el tremendo Alex Mercado al piano y el cual se convirtió en su carta de presentación para la escena jazz del país; siguió el disco Moments of Light (2014), en donde incluyó temas originales y un tercero con el que rinde homenaje a una de las figuras más emblemáticas en la historia del jazz: Ella Fitzgerald.

Norman Granz, la mente maestra empresarial detrás de la disquera Verve y uno de los más importantes promotores del jazz, gozaba de una impecable visión y para botones hay muchos. En los años 70 juntó a la gran Ella con el guitarrista Joe Pass. Grabaron 4 discos y realizaron varios conciertos por Europa.

Esa fue la inspiración para que Louise y el guitarrista escocés David MacGregor grabaran Remembering Ella and Joe, un disco con el repertorio que hace cuatro décadas interpretaban Fitzgerald y Pass.

Destino, coincidencia, las musas o alguna fuerza externa hizo que Louise y David se conocieran en México, durante una edición del Festival de Jazz de Polanco, en 2015. Ahí quedó plantada la semilla de una amistad, de una química musical y del proyecto de grabar juntos música de estas dos grandes figuras del jazz, que floreció en 2017 cuando entraron al estudio Victoria Digital de Matías Carbajal, en la Ciudad de México.

Si la combinación de la voz de Ella y la guitarra de Joe es un deleite auditivo, escuchar a Louise y David lo es igualmente. Louise con su timbre mezzosoprano y la proyección de su voz en la interpretación se suma a la impecable técnica de David en la guitarra y al feeling que ambos lograron imprimirle a cada tema que fue grabado en vivo y en una o dos tomas máximo.

Uno de los elementos que hacen que Remembering Ella and Joe sea un gran disco, es que Louise y David ni por asomo pretendieron copiar lo hecho por estos dos grandes músicos, sino por el contrario reinterpretan y adaptan los temas a su estilo, respetando las formas, pero al final los que están ahí son Louise y David haciendo un homenaje a dos de sus mayores inspiraciones artísticas.

Cry me a river, You turned the tables on me, Avalon, Georgia on my mind o The very thought of you, son algunos de los 8 temas que forman parte de Remembering Ella and Joe, un álbum en el que Louise Phelan y David MacGregor dejan registro de una de la esencias del jazz: la magia que se da entre los músicos y de la que como escucha te quedas con ganas de seguir escuchando más.

COLUMNAS ANTERIORES

Prophet, nuevo disco de Esteban Herrera nominado al Juno Award
Gozo y alegría de Betuco y su Wet Paint Jazz Fusión

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.