Consultor en EPLOC y presidente de exITAM

Mujeres, talento y desarrollo

Aunque se espera mayor presencia de mujeres en todos los cargos de decisiones públicas en los próximos años, a partir de la Reforma Constitucional de Paridad de Género, los retos continúan.

Las desigualdades que afectan a las mujeres mexicanas pueden apreciarse en prácticamente todos los ámbitos de la vida nacional. En el ámbito público, por ejemplo, en la historia de México, solamente seis mujeres han competido por el máximo cargo de elección popular: la Presidencia de la República. Los principales avances sobre representación femenina se han dado en el Legislativo, a través de acciones afirmativas como las cuotas de género, lo que ha llevado a que el Congreso de la Unión tenga una integración prácticamente paritaria durante la actual legislatura. Aunque se espera mayor presencia de mujeres en todos los cargos de decisiones públicas en los próximos años, a partir de la Reforma Constitucional de Paridad de Género, los retos continúan.

En lo que respecta al ámbito laboral, también se presentan disparidades importantes, particularmente en la composición de la fuerza laboral del país. Aunque ha habido un ligero crecimiento en la participación de las mujeres durante los últimos 15 años, los niveles de México continúan debajo de otras economías emergentes. Por ejemplo, en 2019, las mujeres representaban 38.5 por ciento del total de la fuerza laboral. Adicionalmente, más mujeres que hombres desarrollan sus actividades en la economía informal o con empleos no remunerados.

La OCDE calcula que más del 75 por ciento del trabajo en casa y el trabajo de cuidados es realizado por mujeres. Otro dato que resulta sorprendente es que, según McKinsey, 3 de cada 4 mujeres graduadas no tienen un empleo remunerado. Además de ser un tema de derechos y oportunidades, de acuerdo con la misma firma de consultoría, cerrar la brecha laboral entre mujeres y hombres tendría un beneficio económico para México del 70 por  ciento del PIB actual.

En al ámbito educativo, si bien los porcentajes de acceso a la educación son muy similares entre ambos sexos para todos los niveles, se presentan diferencias importantes en la elección de determinadas carreras. De acuerdo con datos de la UNESCO, sólo un 30 por ciento de las mujeres en el mundo estudia carreras relacionadas con ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM, por sus siglas en inglés). El porcentaje se reduce a 8 por ciento en carreras de ingenierías y en las de tecnologías de la información cae hasta el 3 por ciento. Datos del Foro Económico Mundial señalan que, en México, apenas el 14.5 por ciento de las mujeres se gradúa en uno de estos ámbitos, comparado con el 37.6 por ciento de los hombres.

Por esta razón, en 2019, el ITAM impulsó el esfuerzo denominado Women’s Initiative como una propuesta para impulsar a las mujeres a estudiar y desarrollar una trayectoria profesional, especialmente en las carreras STEM. Esta iniciativa comprende tres componentes dirigidos a las mujeres: 1) actividades para estudiantes de preparatoria, para motivarlas a ingresar a estas carreras, 2) sesiones de networking y 3) el Seminario de Perspectivas: Mujeres, Talento y Desarrollo que se realizó pasado jueves 29 de abril.

Este seminario fue organizado por el ITAM, el Consejo Coordinador Empresarial y EXITAM. En él se abordaron temas como los avances de la participación de las mujeres en los consejos de administración de las empresas; hubo testimonios de resiliencia de mujeres líderes financieras. También se presentó el estudio Radically Human, elaborado por la firma de consultoría Korn Ferry. Asimismo, Maribel Dos Santos, directora general de Oracle México, dio la conferencia Rompiendo paradigmas. Finalmente, Mónica Aspe, CEO de AT&T en México y egresada del ITAM, impartió una conferencia magistral sobre líderes que inspiran. Fue una jornada muy provechosa que sirvió para reflexionar sobre los avances de la participación de las mujeres en diversos sectores y sus aportaciones para el desarrollo de nuestro país. Esperemos que en el futuro haya más esfuerzos como éste, sólo podrán traer beneficios para el país.

COLUMNAS ANTERIORES

Los desafíos de la democracia en México
El sector fintech en México

Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad de quien firma esta columna de opinión y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.